Blanco y en botella… a veces no es leche.

Líquido es cualquier sustancia constituida por moléculas en constante movimiento, colisionando entre ellas millones de veces por segundo. Pensamiento líquido podría aplicarse a una definición plausible de la política madrileña: millones de falta de ideas chocando entre ellas millones de veces por segundo. Aquí, para nuestra desgracia, más que en ninguna otra comunidad, los ciudadanos sentimos que se celebra el culto a la chorrada y a la ocurrencia partidista desde el amanecer hasta el ocaso. Y lo peor de todo es que conseguirán que legitimemos su liturgia con unas elecciones precocinadas con productos de calidad dudosa. Isabel Diaz Ayuso, Angel Gabilondo, Pablo Iglesias y Mónica Garcia, Rocío Monasterio y Edmundo Bal son talentos de sobra conocidos por todos nosotros. Sabemos sus tics, sus tips, sus filias y sus fobias, sus enredos, sus incumplimientos, sus nuevas promesas y hasta sus esperanzas. Nada nuevo nos van a contar, porque saben que nada nuevo esperamos. La sorpresa no existe. Nos intentan movilizar la opinión, nos llaman a las urnas con un sobrecito, en el que justificaremos su buen sueldo y el sucio trabajo de gobernarnos limpiamente, con un descaro oficial de protocolo y argumentario encomiable, donde el 2 mas 2 igual a cuatro varía en función de quien lo sume. Izquierdas y derechas desplegarán ante nuestros ojos estrategias maravillosas, creíbles, y harán de nuestra realidad un espectáculo numérico tan verosímil como deplorable. Los politólogos “dándolo todo”, en un intento de explicar lo coherentemente inexplicable, conformarán sus predicciones y sus análisis a posteriori; anotarán lo que en un ejemplar ejemplo de civismo democrático hayamos votado. Entonces habrá pactos ya pactados de antemano, (absolutamente previsibles), y la matemática metafísica tomará cuerpo en esta representación formal que guiará nuestros pasos un par de años más. No importará que la pandemia siga avanzando, ni que los dineros de Europa se aburran en los cajones, ni que la administración esté colapsada, ni que el paro no renuncie a su invisibilidad, ni que… Importará que un líder se haga una foto estupendísima de ganador porque NINGUNO DE ELLOS PERDERÁ. Todo es líquidamente explicable. Todo menos el hecho de que estos – que elegimos y que son nuestros servidores-, se pondrán el sueldo que les apetezca, retocarán nuestros sueldos como les plazca, nos harán los impuestos a la medida de sus vicios y virtudes, y les importaremos, con perdón, 4Mierdas liquidas. ¡Nos han confundido lo líquido con la liquidación! Pero, ¡ni se nos ocurra pensar en no votar!  “Los malos gobernantes son elegidos por los buenos ciudadanos que no votan” dijo George Jean Nathan- el tipo que no se casaba con nadie-, que escribió un libro dedicado al elogio de la soltería “The Bachelor Life” y que acabó en el altar con una bella actriz que le robó el corazón y la billetera.

Leer Anterior

DR. Gabriel Ruiz: “Es recomendable utilizar el CDS con anticoagulantes”

Leer próximo

Erick Ferrufino (químico): “Consumo dióxido de cloro de manera cotidiana, dosis de 10-20 ml de CDS distribuidos en un litro de agua, y lo tomo todos los días”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

    error: Content is protected !!