Daniel Ribao, el supervecino de Aravaca por su librería portátil

Daniel Ribao, vecino de Aravaca, ha hecho algo maravilloso por el barrio. Con 71 años ha construido una librería portátil con sus propias manos para fomentar la lectura y el intercambio de libros entre vecinos. De momento, la primera casita se encuentra frente al Huerto Urbano La Rosa Fuera del Tiesto (Rosa Luxemburgo), pero nos ha desvelado que habrá alguna o muchas más. El ex maestro de plástica ha recibido el premio “Supervecino de Aravaca” por parte de la aplicación Nextdoor, de manera que ahora tiene en su honor una calle con su nombre y un cheque de 100€.

Él ya ha cumplido con su parte, ahora le toca a la gente de Aravaca. Solo tenemos que pasear con un libro bajo el brazo, buscar la casita, dejarlo allí para que otro aravaqueño disfrute de nuestra historia favorita y tomar otro prestado para conocer la suya. Así de fácil y así de bonito.

supervecino aravaca
Daniel Ribao y una vecina frente a su casita

MM.- ¿Por qué se le ocurrió construir esta casita?

DR.- Un día la aplicación de Nextdoor, que yo ya la tenía descargada, avisó de que alguien se había olvidado un libro en una mesa del parque de Arroyo de Pozuelo. Una vecina de Aravaca dijo que seguramente no fuese olvidado, sino que estaba allí para que alguien lo leyese. A mí me sonaba que en El Retiro había una iniciativa parecida a la que he iniciado yo, incluso luego me enteré que en muchos otros países también. Entonces se me ocurrió hacerle una casita al libro, porque a mí me encanta hacer chapucillas, y así unos podrían dejar libros, otros cogerlos, y viceversa.

Así, en diciembre de 2019 instalé la casita en un árbol de tres troncos en el parque de Arroyo de Pozuelo, enfrente del polideportivo Goyeneche. Ahí estuvo hasta mayo de este año, cuando un vecino me avisó de que habían tirado la casita. Yo pensé que habría sido algún vándalo, pero al llegar vi la casita en el suelo sin ningún daño, así que la volví a atornillar. Una semana después volvió el mismo vecino a decirme que estaba otra vez en el suelo, así que ya pensé que era alguien con muy mala idea. Sin embargo, la casita estaba primorosamente puesta en el suelo porque habían talado los árboles, que debían estar enfermos. Los jardineros no la habían maltratado, entonces la cogí y me la traje aquí, frente al huerto donde participa La Rosa Fuera del Tiesto (Rosa Luxemburgo), pues además de ser un sitio de paso, así la tengo cerca.

supervecino aravaca
El superecino de Aravaca junto a su librería portátil

MM.- ¿Cuál es el trasfondo de toda esta historia?

DR.- Como maestro entiendo que hay que facilitar la lectura y la intercomunicación entre vecinos, así que la construcción de la primera casita fue fruto de esto. Cómo surgió todo me pareció especial, por eso decidí mover la casita de ubicación y no hacerla desaparecer.

MM.- ¿La casita la ha construido usted? ¿Cómo es que sabe hacer esto?

DR.- Sí, es cosa mía. Me encanta hacer chapucillas en la madera. Mi padre era ebanista y toda la familia tenemos buena mano para hacer muebles. Me jubilé hace dos años, pero antes ejercía como profesor de plástica en primaria y todos los días con mis alumnos hacía algo de taller, cerámica, papel… siempre me ha gustado. Aquí en casa siempre me he dedicado a hacer cosillas, ahora estoy convirtiendo mi jardín en un huerto. Para mí  lo manual es algo tan importante como trabajar el cerebro. Mi afición es el mundo creativo a través de la manipulación y la imagen.

MM.- ¿Qué significa para usted el premio “Supervecino de Aravaca” de Nextdoor?

DR.- Más que el premio en sí, lo que es muy gratificante para mí es ver que estoy contribuyendo a fomentar la lectura y la intercomunicación entre vecinos. Me hace especial ilusión que además sea aquí, donde yo vivo, porque parece que Rosa de Luxemburgo es otro barrio, y no, también somos Aravaca.

supervecino aravaca
Daniel Ribao recibiendo el premio de Nextdoor

MM.- ¿Qué tipo de libros deja la gente?

DR.- El comportamiento de la vecindad es muy interesante, pues al principio dejaban el típico libro que te estorba en casa, a veces incluso medio deshecho, y ahora dejan libros hasta con dedicatoria, textos muy buenos de literatura española y universal… Ya no se ven guías de turismo, libros alemanes, rusos, etc. Se ve que la gente no quiere desprenderse del libro que dejan, sino que alguien lea lo que a él le ha emocionado.

MM.- ¿Confía en que la gente no se lleve ningún libro sin dejar otro o sin devolverlo?

DR.- Si alguien se lleva un libro es porque venía de paso, la casita le llamó la atención y ya vendrá otro día a traerlo. No me preocupa eso, ahora la casita está llena. De hecho, ayer cuando me estaban entrevistando para Telemadrid, una vecina trajo siete libros. El día anterior una compañera del huerto trajo 15. La gente me me dice: ¿por qué no haces una más grande? Y digo no, el veneno y el perfume siempre en envase pequeño. Se trata de que la gente pueda intercambiar libros, por lo que si alguien tiene la necesidad de más libros que me lo pida y hago más casitas.

MM.- ¿Cuánto tiempo lleva viviendo en Aravaca?

DR.- Llevo 31 años, pero al principio vivía al lado de la Iglesia. Antes de esta casa compré otra en San Sebastián de los Reyes, pero cuando vi el sitio en el que estaba la urbanización Rosa Luxemburgo, que ya la conocía desde los 70 porque frecuentaba esta zona, decidí quedarme aquí a vivir.

MM.- ¿Va a hacer más casitas? ¿Dónde ubicará la siguiente?

DR.- Sí, la siguiente estará en el parque de Arroyo de Pozuelo, pero esta vez será una más efectiva. Yo creo que para antes de Navidad estará puesta, seguro que se corre la voz y lo sabréis.

supervecino aravaca

 

 

Leer Anterior

Un grupo de abogados alemanes prepara una querella colectiva contra la OMS

Leer próximo

“Comencé a probar el dióxido de cloro en mí y vi que no era tóxico, lo probé incluso a dosis muy altas, el doble de las recomendadas, sin ningún tipo de efectos secundarios”. Alberto Martínez (médico)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

    error: Content is protected !!