“Ahora dejar de fumar es más fácil que nunca”

Hace tres años, Diego Poole Prieto, cuando tenía 22, decidió dejar de fumar y eligió para hacerlo una manera que entonces era bastante nueva: los cigarrillos electrónicos.”Funcionó, dejé el tabaco con muy poco esfuerzo. También dejé de toser por las mañanas, de resoplar al hacer ejercicio, de oler a cenicero…”. Definitivamente, pensó, lo de los cigarrillos electrónicos era un gran invento que podía ayudar a mucha gente.

Diego también es un emprendedor que, precisamente, estaba buscando una idea para montar su primera empresa. Y lo hizo aquí, en Aravaca. Abrió su tienda en la avenida de la Osa Mayor 103 y en www.vapeit.es Es una tienda de cigarrillos electrónicos con aspecto de Salón del viejo Oeste a la que los vecinos acuden para dejar de fumar.

P.- ¿Cómo ayudan los cigarrillos electrónicos a dejar de fumar?
Fumar es adictivo, físicamente y psicológicamente. La adicción física la causa la nicotina, el único producto químico del humo del tabaco que “engancha”. La adicción psicológica viene de la costumbre, de lo que se hace en torno a un cigarrillo: el momento del café, la pausa en el trabajo… Son momentos en los que si el fumador no tiene un cigarrillo, siente que le falta algo.


Los cigarrillos electrónicos cubren ambas necesidades: la nicotina satisface la dependencia física y el vapor y el sabor la dependencia psicológica. El nivel de nicotina se puede ajustar atendiendo al grado de dependencia de cada persona.

P.-¿Y de qué depende ese grado de dependencia de una persona?
Cuantos más años se lleva fumando y mayor sea la cantidad diaria, mayor es la dependencia, por eso hay que recomendar a cada cliente el producto más adecuado para su caso y la manera de ir reduciendo la nicotina poco a poco.


P.-¿Y el daño para la salud? ¿Los cigarrillos electrónicos son menos nocivos que el tabaco?
Mucho menos. El humo del tabaco, según la OMS, tiene más de 7.000 productos químicos, los cigarrillos electrónicos sólo tienen uno de ellos: la nicotina. Según los estudios realizados por el Departamento de Salud Pública de Inglaterra los cigarrillos electrónicos son un 95% menos dañinos que el tabaco. De hecho, tanto el Departamento de salud Pública de Inglaterra como la Academia Nacional de Medicina de Francia, recomiendan los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar.

Cristina Pérez

Leer Anterior

ACEPA “Necesitamos un vivero de empresas”

Leer próximo

“Más presupuesto para las fiestas de Aravaca de 2020”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

    error: Content is protected !!