• 18 abril 2021

LÁGRIMAS DE ANDAR POR CASA

Hay que salir de casa aseado y bien llorado. Las lágrimas no hay que sacarlas a pasear porque no son ni educadas ni valientes. Es preferible que mojen tu pasillo a que se escurran por el asfalto o acaben congeladas en el hielo de un vaso de wiski de cualquier -odiador-. (Ahora les llaman “hater” a los expansores de odio). ¡Qué tipos estos tan mal paridos! Se lanzan a la aventura de llenar las calles de improperios, de cristales de coches rotos, de escaparates vandalizados, de contenedores ardiendo y de peleas con los agentes del orden a la carrera. Son los cachorros de la polarización y sus aullidos de realidad. El fruto del mal llanto casero, que es un caudal de agua por las mejillas que ni dignifica, ni libera. Está su ADN disconforme con una sociedad que, según ellos, les pide más que lo que les devuelve y les quita lo que, aunque no hayan conseguido aún, dicen pertenecerles. Y berrean sus aspavientos desmesurados con un llanto navegable por barcos de gran cabotaje. Y quieren ahogarnos en esa ola de residuales aguas bravas. Prolijos océanos turbios de ira incontenida.  Estos jóvenes energúmenos negacionistas, que han montado a través de las redes sociales, para este feo final de octubre, el ruidoso ANTICOVID RESTRICTIONS RALLY, pretenden hacer naufragar nuestra vergüenza de ciudadanos al grito de libertad, y nadie en su sano juicio se explica a qué tipo de libertad apelan. Os invito a sonrojaros con este video    https://youtu.be/d7cZThRlF6Y  .  ¿Qué clase de educación han recibido estos salvajes y qué clase de partido es el que se la administra?

Posdata:

Hay animales que no saben llorar

Leer Anterior

Abrigos

Leer próximo

El alcalde de Madrid visita los comercios de Aravaca y se marcha en moto acompañado de la concejala Loreto Sordo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

    error: Content is protected !!