Los niños no temen equivocarse

Lo bueno sería poder cumplir los seis deseos imposibles de Alicia en el país de las maravillas sin despeinarse. Imagínense tener ese poder. Pongamos  seis ejemplos:

1-.Ningún niño de Madrid sin  desayuno, comida y cena. 2-.  Ningún niño  de Madrid sin escolarizar convenientemente.  3-. Ningún niño de Madrid sin una casa con calefacción y agua corriente. 4-. Ningún niño de Madrid sin padres con trabajo digno. 5-. Ningún niño de Madrid sin  una sanidad   dedicada a  su salud  familiar. 6-. Ningún niño de Madrid sin futuro universitario.  Pues alguien, antes del tomarse el café con churros del  desayuno del día 5M, tendrá en su mano  la posibilidad de ganar por goleada las ilusiones de  Lewis Carrol. A lo  mejor no son imposibles los sueños, a lo peor  le  importarán un comino.  Pero sería bueno que alguien les recordará  aquella frase de  Mirko Badiale: En cada niño se debería poner un cartel que dijera: “Tratar con cuidado, contiene sueños”.   En las manos de los niños está nuestro  futuro más justo, más inteligente y más feliz. Si alguien lo duda, no tiene el derecho de llegar a envejecer  en el ejercicio del cargo esos  dos  cortos  años, que auguran un escaso cambio de paradigma.   Lo que aplana la propuesta y la lleva al imaginario de lo absurdo es la imposibilidad del voto  infantil. Como nadie cuenta con ellos ni en listas ni en recuento de resultados,  y además son muy fácilmente  embaucables y traicionables en su bendita inocencia, quedarán al abrigo caprichoso de los ganadores. Están tan expuestos al olvido como los  visitantes de las urnas delegando su ilusión a tan corto espacio de tiempo. Los niños siempre son los demócratas más callados y mejor burlados. Rilke decía que la única patria del hombre era su infancia y viene a cuento.

Leer Anterior

ANDREAS KALCKER: “Las vacunas están provocando muchas muertes, en este momento me consta que miles de muertos”

Leer próximo

El BOCM incluye las ayudas directas a pymes y autónomos afectados por la crisis sanitaria provocada por el COVID-19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios

  • No me sorprende tu delicadeza, siempre tan bien disimulada, y me apropió sin permiso de conceptos deliciosos.

  • Hoy Toral,al al que sigo por su brillantez,ha aparcado su mordaz verbo para a través de la ternura seguramente influenciada por una etapa abuelil hacer una descriptiva realidad del futuro inmediato ,”españolito que vienes…”en versión actualizada,muy moderna y real.
    Yo un infante de 75 años aún conservo la inocencia de pensar que todos quieren ser tan felices,libres ,demócratas y comprometidos con mi pandilla de guardería senil y con esa otra infantil que visito a diario y me da la ilusión de quejarse vivan una vida mejor y justa.
    Por ellos y mis más arraigados principios votare libertad y justicia social y es esa libertad la que me mueve todos los findes a leer esta nota y su creador que exuda i
    nteligencia y compromiso.

error: Content is protected !!