ÑOS…JUANITO EN DO MAYOR

Eduardo Toral

Eduardo Toral

 

Todo en Do Mayor como las blancas teclas del piano, que es la tonalidad de la luz y del fuego, es el rugido del volcán y de lo terrible piroclástico. Toda La Palma está en Do Mayor y también nuestras lágrimas. Volcanólogos y geólogos están en -La sostenido menor- que es la tonalidad que consiste en la escala menor del -La sostenido-, y contiene las notas La sostenido, Si sostenido, Do sostenido, Re sostenido, Mi sostenido, Fa sostenido, Sol sostenido y La sostenido. Su armadura pentagramática contiene 7 sostenidos: Uno para cada isla. Ahora, tras el sonoro vómito incontenible de desolación, toca lograr entre todos: el Sí a las ayudas, el Re a la reacondicionación, el Fa de   facilidades para reinventarse, y la voluntad resuelta de volver al Sol y la alegría de esa Isla Bonita. Pero eso a Juanito, que perdió la flautita que su padre le trajo de Tenerife hace medio año, y con la que escalaba sus primeros acordes de la polka, que acompaña al baile de los enanos en la escuela municipal de Todoque, le importa poco, porque su destartalada casita, al lado del barranco, se ha convertido en un lecho de ardiente piedra negra donde seguramente hayan muerto sus dos canarios Pito y Peto y su rabón gato Tolete. El papá de Juanito, que no tuvo estudios, le había contado que trabajaba dando de beber a los plátanos de un señorito gomero de apellido inglés, y que ahora estaban todos secos, rebozados en un piche de ceniza. Y a Juanito le viene a la cabeza una excursión del colegio a los nacimientos del agua de Marcos y Cordero, en Los Tilos, la única excursión de su vida, donde descubrió el transparente frio que todo lo limpia, y estremeció por primera vez su pequeño gran corazón curioso en los angostos túneles de las oscuras tripas excavadas en la tierra rocosa. Todo esto ocurre en un polideportivo de Los Llanos, donde han evacuado a los desfavorecidos de “Nadaque”, frente a un plato de blanco papel reciclado con dos flacas rajas marrones de escacho de gofio palmero, que una sonriente voluntaria -con los sobacos sudados y los ojos borrosos de trabajar y llorar- le ha regalado con una sonriente ternura casi maternal. Es emocionante la natural solidaridad de las gentes humildes, que ante una adversidad tan catastrófica, tan cruel y tan incontenible muestran. Han ido a empaparse fotográficamente de esa hermandad natural que honra a la especie humana: Los Reyes de España, el Presidente de Gobierno, y toda una enorme patulea de políticos prometedores de futuros inciertos, que sonríen dando ánimos “de gratis” con frases rimbombantes llenas de vacuidad. La mejor de todas es la que nuestro altísimo Felipe le soltó al grupo en el que el papá de Juanito, monárquico resignado, aguantó estoico , heroico y añurgado en su papel de figurante: “Los palmeros saldrán adelante”.  Cuando se lo contó a Juanito, que lo único que le importaba realmente era volver a ver a sus dos canarios, acariciar a su gato mimoso y tocar esa flautita que tantos sudores costó a su padre, le dijo con sorna canaria carrasposa pero bien templada, que como siempre en la desgracia más rabiosa gastan esos isleños:  “los palmeros que aplauden a dos manos el guineo lambión paliquetero de estos emperchados  tifadores, asocados cambulloneros sin chaflija, saldrán p´alante con sus negocios de regumbio de chosos y de ventas totorotas”. Y Juanito, ajeno a la abrasadora y sentida perorata del peón de manos muy encallecidas, se refugió en los caídos brazos de su mamá Idaira, que desde la primera erupción no ha vuelto a abrir la boca ni siquiera para pedir misericordia a la Virgen de las Nieves, la patrona de la isla, porque intuye  que, ocupada como estará con las nieves, no se va a entretener en el fuego de una puta lava que no tiene piedad para detenerse en su ida hacia el mar para a mirar a los desalojados. Juanito, el chinijo más asustado de los tres niños de Idaira hipea en Do Mayor vislumbrando su futuro inmediato.  

Leer Anterior

HOY, MAÑANA Y PASADO MÚSICA EN DIRECTO EN EL BARRIO CASA DE CAMPO

Leer próximo

ANGELES MAESTRO: “Moderna y Pfizer tendrán unos ingresos por ventas de sus vacunas de 85000 millones de euros en Europa, de los que 1000 0 1500 millones se habían gastado en la producción de las vacunas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un Comentario

  • Hoy incontestable y tierno el Señor Toral me arranca sentimientos de fuerte arraigo,he conocido a esas gentes canarias,raza abnegada,conformista y trabajadora en las clases humildes,parte humana de la tierra que adora su origen con altivez de guerrero Guanche,feliz en su pequeño mundo ,tranquilo y amable,con aspiraciones sencillas que hoy la fatalidad les trunca.
    Si Señor Toral,hoy leyendo su bonito articulo,me ha emocionado pensando en ellos,en los que con tan poco se conforman para ser felices y dueños de la naturaleza,autentica madre de la creación.
    Se les arrebata pasado y futuro,otra vez la injusticia de la vida se hace patente,es un año de plagas,Covid,Filomena,inundaciones,
    desastres ecologicos y ahora el volcan de La Palma,a ver si va s ser verdad lo del TBO y es un viento divino que se cierne sobre el rojerio para desgastar su tenaz lucha contra los elementos a pesar de la solidaria ,comprensiva y desinteresada ayuda de la opos……..uyyyyy perdon creo que mi amor por el pueblo canario y su desgracia emocionado me ha hecho desvariar.
    Retomo la serenidad ,lo importante es que el problema cese y La Isla Bonita recupere su pulso para bien de sus gentes.

error: Content is protected !!