PETRUS MAGNA

Sánchez, no hay más que verlo, no es un hombre de corazón contento. La elegante soberbia de su gesto, desde su estatura de ciudadano con genética bien alimentada, nos conmueve muy poco, incluso cuando se esfuerza en sonreír seductoramente. Es un político al uso, tal y como lo entendíamos en mi pueblo. Un chavalote frío, calculador, ansioso por medrar y sobre todo valiente. Con ese tipo de valentía que pasa por encima de las audacias de la amistad, del fiel compañerismo y del puro servicio público. Un empoderado gestor, al que no le temblaría el pulso para sacrificar sus ideas por mantener un estatus, que para Presidente de un país como el nuestro se me antoja pobretón. Un hábil tejemanejador de esas circunstancias, que nunca dejarán que el agua llegue al rio de la calamidad. Tiene innegables valores, y los tiene muy bien entrenados y dispuestos para la batalla, envueltos en suerte de colorines. Mucha suerte. Un partido que ha conseguido que le apoye, aunque no participe de sus ideas, y unos oponentes políticos tan deplorables y cortitos de discurso, que en el cuerpo a cuerpo no le hacen ni una miserable delgada sombra. Sobrevivirá al virus que ha gestionado como cualquier otro político europeo, o sea MAL.  Sobrevivirá al paro cabrón, a la puta crisis, a los jodidos independentismos, a su embarazosa coalición con Podemos y hasta al deprimente cambio de paradigma sociológico y económico que se cuece con alta temperatura en nuestro país. Pedro, nombre propio masculino español, que proviene de Petrus (en latín), significa “piedra”, es un monolito de heroicas dimensiones, resistente a los embates del nada afilado cincel de los Casados, los Abascales o los Arrimados. Es campeón absoluto de los -peros- y también el más olímpico de los -mañanas-, lo cual para un Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales en su más esplendorosa versión -no es una cuestión menor-, que diría su empanado gallego antecesor. Un gato de siete vidas con garras de acero y ronroneo al estilo de Choupette , la rica gatita de Karl Lagerfeld. Si algún humano de los que leen este articulo tuviera la suerte de tomarse unas cervezas con él en la Moncloa, seguro que se repararía, más que honrado, petrificado por sus frases tan elocuentemente construidas y tan preñadas de futuro: «Ser patriota es trabajar todos los días por que en España se viva mejor, que es lo que hacemos nosotros».  –Otra caña para mí y “paratiotra” –, le podrías espetar, mordisqueando con libertad la tapa de boquerones enharinados y rumiando entre las espinitas el viejo chiste. Pedro, seguro que lo entendería como un cumplido ante una canasta mal rebotada. Él es así de guapo, aunque no tenga el corazón contento, y seguro te repite aquella “redonda” frase: “En palabras de Azaña: Nadie tiene el derecho de monopolizar el patriotismo”. ¡Otra caña! ¡La caña de España!

(*) Las opiniones son de los autores. MM ni se entromete ni se deja entrometer en sus opiniones.

Leer Anterior

JOSÉ FIGUEROA (veterinario): “El dióxido de cloro lo he usado en caballos, perros, gatos y con vacas, cerdos y ovejas”

Leer próximo

Dr. Iro Chagua: “He tomado dióxido de cloro vía oral y endovenosa y no he sufrido toxicidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un Comentario

  • De nuevo gracias señor Toral bonita semblanza de un líder indiscutible, Martillo de Thor de propios y ajenos que se salen de la linde del interés patriótico,la lealtad y lo honesto.
    Sánchez valiente lo es y además buen encajador de tanta lima desgastada ,de tanto intentar deteriorar su imagen con una herramienta manejada por torpes manos sin encallecer en el oficio.
    Si el país fuera coherente hablaría de el ante esa caña de España que usted cita como un infatigable luchador contra los tiempos adversos que le han tocado .
    gobernar .
    Ingrata siempre la labor de un líder,mas aun cuando la deslealtad que provoca la falta de valores se ceba en tan duros momentos que vivimos con quien intenta salvar las naves con los elementos en contra.
    Gracias Toral por hacernos reflexionar sobre alguien que en la tasca de la esquina,tertulia o el chiringuito los fanáticos sin verdad seguirán criticando,los de siempre solo verán la caña y espero que muchos sepan ver lo que hay detrás del trabajo de un PRESIDENTE.

error: Content is protected !!