• 22 mayo 2022

PRECUELA DE PEGASUSTOS

Eduardo Toral

Eduardo Toral

Sigo la columna de la semana pasada -con el mismo temita-, porque la repetición en los medios ha provocado una pasada-pesada infodemia ConNivelInjustificado. Las funciones del CNI están muy bien especificadas en lo concerniente a su función: “Facilitar al Gobierno informaciones, análisis, estudios o propuestas que permitan prevenir y evitar cualquier peligro, amenaza o agresión contra la independencia o integridad territorial de España, los intereses nacionales y la estabilidad del Estado de derecho y sus instituciones”. Está muy facilón el cuento. En ingles: Provide the Government with information, analyses, studies or proposals to prevent and avoid any danger, threat or aggression against the independence or territorial integrity of Spain, national interests and the stability of the rule of law and its institutions”. Es muy fácil con el traductor de Google. Sospecho que una versión en catalán la entendería hasta un charnego paleto de León como yo: “Facilitar al Govern informacions, anàlisis, estudis o propostes que permetin prevenir i evitar qualsevol perill, amenaça o agressió contra la independència o la integritat territorial d’Espanya, els interessos nacionals i l’estabilitat de l’Estat de dret i les seves institucions”. Sinceramente creo que en parvulario son capaces de pillar el concepto, pero parece ser que el idependentosismo no razona el contenido ni los enunciados que comporta esta redacción, o se la quisieran pasar por la entrepierna de las entendederas. “España es un embalse de mierda de unas proporciones generales fantásticas” dijo Pla con una inteligencia práctica fuera de dudas, que nos obliga a saber nadar, y nos aconseja eliminar la práctica del buceo. Que no les sorprenda si no les gusta que, a quienes nos complace circular por la izquierda, (un tercio de los países del mundo tienen instaurada esa norma), adoptemos esa medida si viajamos a esa orilla del gran embalse llamada Cataluña, no sólo por contravenir la norma que es común a todo el Estado mierdoso, sino por poder ejercitar una protesta , porque sería nuestra forma de manifestar un desacato que por supuesto no admitiríamos como punible y “por joder que no ocupa lugar” que diría el Boinas “la chochez del nacionalismo fascistoide. ¿Habrá que explicarles en arameo a ERC que su peña y sus coleguitas vulneraban la Constitución y lo sabía todo Cristo sin espiar a nadie? ¡Coño! ¡Lo sabían hasta los hackers de tercera categoría regional en Rusia a los cuales no les ponen ni un pero por sus actuaciones cibermaniuladoras! Cuestionar a la pizpireta ministra Margarita por no atenerse a la justicia es tan absurdo como plantear que la Moreneta anduvo liada en un turbio asunto de prostitución. Esta Margarita que sabe que -está linda la mar- sabe también que -el viento lleva esencia sutil de azahar- y que, por mucha pantanosa mierda, que a sus espaldas intente depositar el pequeñito ofendidito Aragonés, la leonesa tendrá la perfumada Defensa de la aplastante lógica de lo que a nadie se le escapa si no peca de estólido teatralero. El imbatible número uno de la 27 promoción de jueces y fiscales esa pata no la metería ni harta de esos calçots, que todo aficionado a la gastronomía sabe que es una especie de cebolla tierna llena de marketing sin seny culinario, y que el mejor significado de –butifarra- es “corte de mangas”. Por favor –indepesobreactuados- no nos aburráis a los paisanos normales y corrientes que respetamos de todo “corazón partío” esa vuestra ideología, que desea tan ardientemente mostrar una dudosa y trágica superioridad, – Mermada-, que se hace patentemente ridícula cuando sois capaces de ir a la contra de la mano del PP, Vox y Ciudadanos en algo tan sustancial y necesario para las gentes menos favorecidas, como el decreto anticrisis que el gobierno sacó adelante en el tiempo de descuento. Por favor os pedimos desde el respeto a la inteligencia, no enredéis caprichosamente en aquello que nos preocupa de verdad, no montéis un berrinche de caganet sobre el pan de los trabajadores, y no deis visibilidad a un penoso y recurrente complejo de inferioridad que padecéis, como hemorroides en un silencio atronador. El tiempo dará la razón a la razón. Esa razón que, visto lo visto, ustedes se empeñan en la desgastada payasada de dársela solo a los locos y a los borrachos. Y si, de verdad, queréis iros de este charco, hacedlo con dignidad suficiente y ateniéndoos a la ley, que siempre os ha respetado pese a vuestra persistencia en la petulante fatuidad política encarnada en el Parlamento de todos por un Rufián cualquiera. “La independencia, igual que el honor, es una isla rocosa sin playas”. Lo dijo Napoleón Bonaparte tras trasegarse un buen cava a la salud de sus fracasos muy puteadillo, muy humillado y muy preso en Santa Elena. Caviladlo un ratito y seguro seréis un poco más presentablemente serios. PD.- ¡ Que se pene todo lo que sea punible y no lo que les salga de las ocurrencias a los torticeros!.

Leer Anterior

Astrid Vargas (bióloga): “El 68% de la biodiversidad del planeta ha desaparecido en los últimos 50 años. Es gravísimo”

Leer próximo

“EN LOS VIALES DE LAS VACUNAS LOS INVESTIGADORES DESCUBREN TODO TIPO DE MATERIALES Y HASTA VENENO DE SERPIENTES”, ASEGURA LA DOCTORA VIVIANE BRUNET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

    error: Content is protected !!