¡¡¡Que Dios los perdone!!!

Eduardo Toral

Eduardo Toral

El descredito de nuestras relaciones está cebándose con ese domestico relato que plantea que el verdadero sentido de la vida es amar y ser amado. La devaluación de los sentimientos sociales es una constante que amarga y hace intransitable la actual relación que la sociedad nos obliga para con nuestros semejantes más desfavorecidos. Un gesto moña al mostrar nuestra debilidad humana nos hace vulnerables y aquél sujeto sospechoso de vulnerabilidad está en el punto de mira de todos los lobos, de los zorros y de los tiburones. Un tipo sensible o frágil es la diana perfecta. La cruel matemática de los perdedores lo sitúa en el disparadero. La matemática, dice su correcto manual de uso, aborrece fríamente a los loser. El Gobierno se comprometió esta semana pasada a vincular las pensiones mínimas al SMI, que en 2023 llegará a la “increíble” cifra de 1.000 euros. El Ejecutivo se ha puesto un pin rojillo sacando adelante su reforma, gracias a perfumarse con pinza en la nariz las peticiones de ERC y Bildu, y echando a los leones las enmiendas de unos atorrantes del PP, de VOX y de Ciudadanos que desconocen el sentido de la caridad cristiana y que, de paso, se pasan por el forro el sentido distributivo de la justicia. La tristeza de que lo normal sea extraordinario nos ha robado el corazón, la razón y la suave calma que nos proporcionaba acordarnos y sentirnos participes de su mal cacareada madre patria, capaz de desamar fríamente a sus hijos. Nuestra patria, la de todos y en la que todos caben aunque sea a calzador, la del genitivo patris para los que dominan el latín, es progresista además de generosa y solidaria. Lo ha demostrado regando con su sudor los rocosos campos y la blandengue industria de otras cercanas epocas, trabajando animalmente y sacrificando su vivir como bestias arreadas sin tino ni descanso, para alzarse orgullosamente de una miseria sobrevenida por una guerra que no venía a cuento. Ahora, esta patulea de gentuzas sin memoria ni escrúpulos, que incomprensiblemente han aupado y legitimado las urnas, han tenido el desvergonzado arrojo de escupirle a los moñas que por esa puta mierda de subida salarial que no llega a los 50 euros mensuales a completar en tres años, la economía española se irá al carajo. Los dos millones de beneficiados limosneros se han preguntado escandalizados cómo simultáneamente a esta nueva, diminuta e insuficiente medida salarial, el Círculo de Empresarios arranque, con un marmóreo morro de gorila porculizado, una despelotante campaña pidiendo el retraso de la edad de jubilación a los 70 años. ¡¡¡¡Señorías, entiendan que las clases humildes son educados moñas indignados, pero no sumisos idiotas de baba conformes!!!! ¡¡¡Váyanse todos juntos, en amor y compañía, a tomar por donde amargan los pepinos!!!! …y de paso lean la Patris Corde del Papa Francisco o la Rerun Novarum, que van del palo católico que ustedes defienden sin despeinarse y que son muy muy muy explícitas en lo obrero. A lo mejor entre sus líneas aprenden algo del sentido de la vida para este difícil siglo XXI donde el perdonar cada vez estará menos de moda.

 

 

Leer Anterior

LA MÉDICO NADIA POPEL DEMANDA A LA CONSEJERÍA DE SALUD DE BALEARES POR VULNERACIÓN DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES CONSTITUCIONALES

Leer próximo

Mientras la COMUSAV MUNDIAL anuncia que “ya es un hecho que todos los tumores se curan”, COMUSAV AMÉRICA advierte que no se puede prometer una cura del cáncer y que, además, hacerlo “está tipificado en nuestro código penal”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

    error: Content is protected !!