• 1 julio 2022

SONIA VESCOVACCI (Policías por la Libertad): “Los sanitarios están cometiendo un delito de intrusismo porque no tienen la capacidad de inocular un medicamento sin prescripción y se vulnera la protección jurídica del menor”

Sonia Vescovacci. Policías por la Libertad

Sonia Vescovacci dice que Policías por la Libertad nació con la idea de concienciar a las Fueras de Seguridad de que no vivimos una pandemia sino una plandemia. La acusan de policía negacionista y a Sonia debe dolerle, no obstante contesta que “estamos aquí para acatar la Constitución, que nuestro objetivo es proteger a los ciudadanos, que el primer estado de alarma se vulneraron los derechos y libertades de los ciudadanos, se utilizaba a policía y guardia civil para coaccionar a los ciudadanos. Nos dimos cuenta que los ciudadanos cada día tenían más miedo de la policía. No había miedo al virus sino a la repercusión policial”. Y continúa: “Policías por la libertad nace con la idea de recuperar la imagen de la policía que ayuda a los ciudadanos”. Como vemos, Sonia Vescovacci lejos de arrugarse juega al contraataque. No le queda otra, pues de hecho, en su día pidió la excedencia en el Cuerpo y ahora que quiere volver no la dejan.

Nuestra invitada le pone pasión y entusiasmo a todo lo que hace y tiene que ver con la Policía. Se siente más policía que nunca. “Tenemos alianza con varias asociaciones a nivel europeo, con Habeus Corpus del juez Ruiz Fonseca, con grupos de Alemania, Austria, Suiza, Bélgica… Hemos abierto en Francia, donde soy la presidenta al tener doble nacionalidad. En Italia, a los compañeros los están suspendiendo de empleo y sueldo por no estar vacunados… Tenemos un proyecto todos juntos que aún no puedo anunciar pero que será muy importante. Te lo contaré”, le termina anunciando a Marcela Caldumbide. Con ella habla de todo esto y también de que “las personas que tengan efectos secundarios deben ir a las comisarías a denunciarlos. Porque tienen la obligación de abrir diligencias, de trasladar esas denuncias a los juzgados, y de esa manera se conciencia también a los policías y guardias civiles sobre algo que está ocurriendo”.

Para ella no hay dudas: “El pasaporte del COVID es discriminatorio e inconstitucional”. Y aun es más tajante si se habla de vacunación infantil contra el COVID. “Los sanitarios están cometiendo un delito de intrusismo porque no tienen la capacidad de inocular un medicamento sin prescripción y se vulnera la protección jurídica del menor. Se está inoculando a los niños un medicamento en fase experimental. Se está cometiendo un delito contra la salud pública. No se facilita un consentimiento informado. La Agencia Española del Medicamento también dice que necesita prescripción médica”.

“Lo que tiene que hacer la población es preguntarse qué me van a inocular y contrastar la información”, añade, aclarando que “si a cualquiera de los niños les ocurre algo por llevar tantas horas las mascarillas, los padres pueden exigir responsabilidades legales al director del colegio. Yo no llevé a mis hijos al colegio. Tenía broncas con mi hija, pero le decía: “Tu salud es mi responsabilidad”.

Otras perlas que nos deja la intachable e independiente Sonia Vescovacci son:

“Nuestra obligación ante todo es defender la Constitución”.

“Defendemos las despolitización de los cuerpos de seguridad del Estado”.

“Cualquier orden no la podemos acatar. Además, una cosa es que una orden sea legal y otra que sea justa. Debe primar el sentido común y la parte más humana”.

“Se están vulnerando los derechos de las personas y no estamos actuando”

“Un policía no es u profesional al uso, serlo es parte de tu vida”.

“En un país donde la vacunación es voluntaria hay ciudadanos a los que no les permiten entrar en determinados sitios al no estar vacunados”

Gracias a nosotros nació Police for Freedom, que está abierto en 20 países del mundo”.

Marcela y Sonia hablan de los canales de información que tiene Policías por la Libertad para atender e informar a los ciudadanos. “Les facilitamos la normativa y les decimos como deben de actuar”. Y hablando de sus colegas de profesión admite que “muchos policías están muy quemados. Algunos acaban de entrar y están pensando en cuanto les queda para jubilarse. La Corporación en sí hay que cambiarla, hay que cambiar la formación porque no se ajusta a la realidad policial” Y lo más triste: “Hay mucho acoso laboral y tenemos las tasas más altas de suicidio”.

Sobre su relación con el Cuerpo lo tiene claro: “Van a suspenderme de empleo y sueldo y van a tratar de echarme”. Pero ella insiste en reincorporarse, quiere hablar desde dentro, implicada al cien por cien, quiere defenderse vistiendo el uniforme, demostrando quién es y por qué dice lo que dice. “Policías por la libertad es un trabajo de lunes a lunes y desde hace muchos meses, pero como nace del corazón sacas la fuerza de donde sea”, concluye.

VÍDEOENTREVISTA

error: Content is protected !!