• 3 julio 2022

PATRICIA GUERIN: “Soy más chamán o curandera que bióloga”

Cuando entras por la puerta del despacho de la bióloga Patricia Guerín no te mira, te escudriña, te examina con los ojos del alma. Estudió biología y sus aptitudes como médica a la hora de sanar las aprendió con la medicina china. Descubrió entonces que el hombre no es solo materia, es energía, espíritu, psiquis… y que todo ello forma uno. ¿Qué calidad energética tienen mis alimentos?, se pregunta, por ejemplo, la bióloga.

Guerín utilizó durante años la llamada cámara Kirlian, lo que le permitía ver, dice ella, los campos de energía más sutiles del hombre. Ahora, al parecer, los ve sin necesidad de usar la cámara. Esos campos determinan la salud de las personas.

VÍDEOENTREVISTA

CLAVES DE LA ENTREVISTA

Yo empecé haciendo la carrera de Biología, que me dio una visión estrecha del ser humano, más orgánica, como ve la medicina hoy al hombre, más material, pero me di cuenta que me faltaba algo. Estoy hablando de hace 40 años. Por casualidad me enteré de unos cursos que había de medicina tradicional china y me abrió el campo, me empezó a interesar un aspecto más sutil del hombre, fui comprendiendo que el hombre no es solo lo que vemos, no es solo un cuerpo físico es un cuerpo psíquico, espiritual…y todos están interconectados. Por lo que si hablamos de salud no podemos hacerlo de una salud enfocada en un aspecto sino en todos. Empecé con dietoterapia, enfocada a un aspecto bioquímico, y poco a poco fui ampliando mi visión y entré en el mundo energético a través de diferentes terapias, y cuando compré la cámara Kirlyan me interesé por el aspecto más sutil también de los alimentos.

Cuando hablamos de nutrición tenemos que pensar en todos los aspectos del hombre, porque puedo comer mucha cantidad, pero nada de calidad o puedo nutrir mucho mi cuerpo físico, estar muy pendiente de él, pero tener unos bloqueos psíquicos, energéticos o espirituales muy fuertes y entonces no me sirve de nada. Me interesa la nutrición holística en el sentido de que abarca todos los aspectos del hombre. ¿Qué necesitan para vivir mis cuerpos energético, físico y espiritual? Tiene que estar todo en equilibrio.PATRICIA GUERÍN

Yo me nutro a través de las ventanas que son los órganos de los sentidos: boca, nariz… Esto en el sentido físico, pero ¿qué calidad energética tienen los alimentos que como? Porque no es lo mismo coger un alimento que se ha pasado tiempo en una cámara que cogerlo directamente del árbol. El aspecto sutil de los alimentos ya lo consideraban las medicinas tradicionales china, persa, egipcia… Pero esto se ha ido perdiendo y nos hemos enfocado en cuantos minerales tienen, cuantas calorías…

Cada persona es diferente, no debería ser lo mismo la alimentación de un niño que de un adulto, que el de una persona que trabaja levantando cajas, un camionero, o alguien que hace un trabajo intelectual. Deberíamos adaptar la alimentación a cada persona en cada situación. Una persona que está pasando el proceso de la menopausia tiene unas condiciones de calor diferentes a una persona que esta quieta frente a un ordenador, que es una condición más fría. Cada persona tiene un cuerpo físico, pero también un temperamento, hay quien es más apasionada, cada persona tiene una característica especial anímica y con los alimentos pasa lo mismo. Si yo tengo calor interno por lo que sea, atenderé a los aspectos más fríos de la alimentación: los cereales más fríos o más frescos, pero si lo que necesito es calor porque soy delgado, friolera, trataría de comer alientos más calientes.

¿Qué es lo que cambia en una persona que está viva y otra recién muerta? Que una está animada y la otra desanimada. Uno está enchufado a la corriente y el otro no. Tenemos un cuerpo, un ordenador, la energía y un programa, pero si yo tengo el ordenador sin energía no me sirve de nada. Si tengo la energía, pero no el soporte material, tampoco, y si tengo el programa, pero me falta el resto, tampoco. ¿Pero qué es más importante el soporte o e programa? Ambos , pero el soporte lo puedo cambiar. Yo tengo el programa, tengo la información en la nube y me bajo la información a otro ordenador. En realidad, la materia es energía condensada. Todo es energía, somos energía. Ya existen los ordenadores cuánticos que vana a ser una revolución en el mundo.

La cámara Kirlian me ayudó durante mucho tiempo, hice muchas investigaciones con muchas personas, gente enferma o con estados alterados de conciencia, durante muchos años. Con la cámara veía un campo sutil cercano al cuerpo físico. Pero no puedo ver todas las dimensiones del cuerpo humano, no hay máquina para ello. Puedo ver con la máquina los campos de personas que están cansadas, así que a esta persona le empiezas a ordenar la dieta, reorganizas sus hábitos…

Los síntomas nos hablan de la cualidad de la persona. Si yo me siento muy cansada, mi campo energético lo tendré bajo. Yo creía que el campo energético cambiaba más, pero yo lo veo como una huella digital que se modifica en función de nuestros hábitos. Todos tenemos una huella energética de base. Esto yo lo he visto.

No soy médico, soy bióloga. Yo no me he dedicado tanto a mirar como está el colesterol. No me interesa la radiografía, qué, ojo, es importante, porque ojalá se trabajara en conjunto. Hoy nos hemos especializado tanto para llegar al detalle de la célula, de la molécula, el átomo y… que hemos perdido el enfoque hacia afuera. Yo creo y mi experiencia me ha demostrado que si no tratas toda la persona y la globalidad, te quedas cojo. Que no significa que una dieta pueda funcionar y la persona adelgace, tenga más autoestima, puedes empezar por ahí, pero a mí me ha interesado más lo otro. Yo te puedo dar una orientación holística, pero luego puedes ir al medico y… no es una medicina alternativa, o esto o lo otro, es esto y lo otro.

He necesitado el estudio y sigo aprendiendo cada día, pero también hay mucha parte intuitiva. Soy más chamán o curandera que bióloga.

La biorresonancia es una máquina con la que, a través de las frecuencias, puedes ver el funcionamiento de los órganos. Es una máquina que hoy en día tienen muchos médicos y que da una idea también del estado energético de la persona. Estas máquinas junto con los síntomas de las personas sirven para hacer un diagnóstico.

Este virus es una consecuencia de nuestros actos, de todo lo que hemos estado haciendo mal. Igual que una enfermedad es una llamada de atención. Y aparte de que tenemos ese problema tenemos que pensar cómo hemos llegado hasta aquí, qué estamos haciendo mal.

Leer Anterior

Los todólogos y su repajolera tontería

Leer próximo

MUERE OTRO PACIENTE EN EL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE SAN JORGE TRAS DENEGARLE LOS MÉDICOS EL USO DE OZONO COMO TERAPIA COMPASIVA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un Comentario

  • Estupenda mirada holistica!
    Ya lo dicen los místicos, estar vivo es un milagro.
    Decía San Agustín: ” ama y haz lo que quieras”
    Mucho Ánimo!

error: Content is protected !!