ESTE ES EL NUEVO JUAN FRAN MARTÍ, EL HOMBRE DEL OZONO

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Juzguen pues a este hombre. Hace unas semanas a su esposa, Vanesa Bachero, los médicos de la UCI le dijeron que sobre 10 le daban 9,5 posibilidades de despedirse de la vida. Ella peleó porque le dieran sesiones de ozono y este es su aspecto hoy mismo tras someterse a 54 sesiones de ozonoterapia. JF sigue en la planta del Hospital Universitario de la Plana en Castellón, un centro clínico que le dio por desahuciado y que, aún así, ha intentado por todos los medios que no se le administrara el ozono.

Juan Fran Martí y Vanesa Bachero, matrimonio y ambos farmacéuticos

A día de hoy, Juan Fran respira libremente. Solo le dan oxígeno asistido cuando hace fisioterapia rehabilitadora y se desplaza hasta el baño con el andador.

Puede que este fin de semana vuelva a su casa. La mejoría es notable hasta para los médicos, quienes, seguro, negarán que el ozono tenga algo que ver. Ya se han manifestado así.

Debido a que hay otros casos en los que los jueces, impelidos por la clase médica, no han permitido a enfermos muy graves someterse a la ozonoterapia, Juan Fran es el ejemplo vivo de que nunca es tarde para intentar salvar una vida. La clase médica, que debería ser quien defendiera la posibilidad última de recuperar a sus enfermos, es la que se muestra contraria.

 

Leer Anterior

“Enfermos de diabetes, presión alta y COVID se recuperaban con el dióxido de cloro”, asegura Marcelo Flores, quien empezó a trabajar con el dióxido de cloro en 2010

Leer próximo

“Desde que en 2010 me encontré con el biomagnetismo y, después, con el CDS, no he necesitado ningún medicamento”, confiesa el ingeniero Martín Ramírez, miembro del Comité de Farmacovigilancia de la COMUSAV y experto en el dióxido de cloro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 Comentarios

  • Claro que los médicos se niegan. Hay 2 motivos. Uno seguir el protocolo de “arriba”, sin hacer preguntas ni desviarse. Y dos. Poderoso señor es Don Dinero.. Las cabezas de todos estos VERDADEROS NEGACIONISTAS de la vida, deberían rodar por el bien de todos y ser juzgados, por falsos, por encubridores y por traidores a su juramento.

  • Bravo Vanesa y Juan Fran, qué maravilloso seguir adelante contra todo pronóstico. Qué alegría.
    Gracias Vanesa por tu ejemplo de coraje y determinación. Gracias Juan Fran por resistir. Gracias Santiago por comunicarlo. ¡Sois mis héroes! Un gran abrazo.

  • Gracias gracias gracias
    Bravo

  • Señor moderador, por favor; de mi comentario corrija la última frase diciendo “Caiga quien caiga”.
    Gracias de antemano.

  • Contra el covid existen otros recursos, como por ejemplo la artesiminina y la ivectima, que han sido ampliamente empleados en millones de personas en el último año y que han dado buenos resultados. Pero para el cuerpo médico lo importante a respetar es el protocolo impuesto por las autoridades sanitarias. Caiga, caiga quien caiga.

    • Hola, Carlos me gustaría saber que es la artesiminina y la ivectima

    • Dice todo de los médicos de ese hospital que hayan intentado evitar que a este señor le aplicasen una terapia que puede haberle salvado la vida. Si lo habían deshauciado, lo peor que podría haber pasado es que Juan Fran muriese, lo que ya daban por hecho. Patece claro que con las curas que ellos estaban aplicando habría muerto.

      ¿O es que para esos médicos lo peor que podía pasar es que se curase?
      Porque los dejaba en evidencia, demostrando que ellos no curan y otros sí.
      Y, sobre todo, porque demuestra que el covid se puede curar sin necesidad de “vacunar”. Algo que, afortunadamente, millones de personas ya saben.

      Como Juan Fran no se ha inoculado tenía que morir para escarmentar a otros.

      Afortunadamente su mujer ha luchado por él hasta el final y ha encontrado médicos y jueces con conciencia, que todavía quedan.

      Enhorabuena y gracias.

error: Content is protected !!