¿Quién es responsable de mi salud: Yo u otros?

Desde hace tiempo estoy observando que las personas delegan la responsabilidad de su salud a otras personas. Por ejemplo, es muy frecuente, cuando preguntas a un hombre mayor: ¿Y qué medicación toma?, que el responda: – “Lo sabe mi mujer”. Así como cuando se tiene que dar la información sobre una sospecha diagnostica grave, la persona responda: – “Mejor hable con mi familia”. Del mismo modo, no solo se delega la responsabilidad del cuerpo sino se exige que alguien nos de la salud. Como, por ejemplo, una persona con gota del pie con alegría pide darle las pastillas para desinflamar la articulación, pero cuando dices que quizás también tendría que revisar su dieta no se lo toma con tanta alegría.

¿Por qué tenemos miedo a ser dueños de nuestro propio cuerpo? Es como si yo tuviera una casa preciosa en Binibèquer Vell, al lado de la playa, y por miedo de no saber cuidarla bien, la delegara a mi vecino a cuidarla. 

Del mismo modo, delegamos nuestra salud a los hospitales, a los médicos, a los enfermeros, al Estado, a la Organización Mundial de Salud, a Ib- Salud, a los seguros médicos, a las consejerías de salud… Creen que estas instituciones pueden cuidar de nuestra salud mejor que nosotros mismos. ¿Nos conocen?  Y si estuviéramos todos sanos qué harían estas instituciones sin enfermos?

Otro tema doloroso es la muerte. ¿Conocen alguna persona que tranquilamente se está preparando para la muerte y muera en paz en su casa rodeada de los seres queridos? ¿O es más frecuente morir en el hospital rodeado de gente extraña con sentimiento de soledad y sufrimiento? ¿Qué ha pasado con nosotros que estamos tan desconectados de los procesos fisiológicos y naturales?

Creo que la actual crisis sanitaria por COVID pone a prueba nuestras creencias sobre la salud, la enfermedad y la muerte. Nos recuerda la impermanencia del cuerpo y nos dirige a recordar que salimos de la naturaleza y volvemos a ella. Quizás si nos reconciliáramos con el hecho de que somos una pequeña parte de la naturaleza y del Universo, no tendríamos tanto miedo a los virus, a la enfermedad o a la muerte. Y viviríamos lo que tengamos que vivir, en paz y amor al prójimo.

Un saludo, Nadiya Popel, médico de familia y comunitaria

Leer Anterior

El Dr Pedro Chávez asegura que están utilizando con éxito el dióxido de cloro en personas vacunadas y con problemas

Leer próximo

Comunicado de la AEPD sobre la información acerca de tener anticuerpos de la COVID-19 para la oferta y búsqueda de empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un Comentario

  • Solo nuestro cuerpo puede sanar nuestro cuerpo
    Los medicos i las medicinas nos ayudan con su sabiduria
    Pero solo nuestro cuerpo se ha visto empujado a enfermar i se vera empujado a sanar si peocede
    Consciencia es lo que nos falta a los seres humanos
    Me encantaria que fueras el medico al que acudir si alguna vez me hace falta
    Muchas gracias por tu reflexion tant acertada

error: Content is protected !!