AL CDS DE ANDREAS KALCKER LE SALE UN COMPETIDOR: EL CDE O DIÓXIDO DE CLORO ESTABILIZADO, QUE CONTIENE DMSO, CÚRCUMA, EUCALIPTO, MENTA, JENGIBRE Y AMINOÁCIDOS

“Hemos desarrollado una solución nebulizable de dióxido de cloro que es única en el mundo”, asegura el químico José Rodríguez de Santis

Comenzamos hablando de CDS, de dióxido de cloro, con el químico argentino afincado en Bolivia, José Rodríguez de Santis, quien está revolucionando el mercado de esta polémica sustancia. “El dióxido de cloro es un gas, no existe en la naturaleza, y se consigue con reacciones químicas. Existen más de 40 formas de obtenerlo”. Al ser un gas, continúa el químico, si se quiere usar la mejor manera es disolverlo en un líquido, normalmente en agua, y precisamente “por ser un gas – prosigue -, tiene la inercia de irse hacia la atmósfera, y cuando lo tenemos en agua tiene ciertos límites, como es que a 10 grados centígrados el líquido empieza a evaporarse”. Es pues inestable, viene a decir, no como el suyo, él ha creado un nuevo producto que llama CDE o dióxido de cloro estable. Al parecer, el CDE se puede obtener a altas concentraciones y se puede trasladar a altas temperaturas, 30 o 40 grados centígrados, sin riesgo de evaporación. “Podemos ingerirlo sin limitaciones de lo que se esté tomando. Solo se activa en nuestro interior cuando nuestro cuerpo lo necesita”, aclara, e insiste en diferenciar ambos productos: “La forma tradicional de conseguir el CDS produce una reacción química que genera ciertos gases indeseables que nos impiden acercarlo a los ojos, porque irrita, y si lo ingerimos no podemos tomar café, zumos… Nosotros tenemos perfeccionada la forma de fabricarlo, lo obtenemos en grandes cantidades con concentraciones y lo diluimos de acuerdo con los usos”.

CLASES DE CDE o DIÓXIDO DE CLORO ESTABILIZADO

Hay dos tipos de CDE, el que usan para nebulizar y el que utilizan para beber. Éste último contiene jengibre, menta, eucalipto, cúrcuma, aminoácidos y DMSO (dimetilsulfóxido), “y nos permite tener el beneficio de cada uno de estos elementos juntos y por separado. Esto lo podemos hacer – prosigue Rodríguez de Santis –       , porque el dióxido de cloro está estable y no reacciona con ninguna sustancia orgánica, y lo diferencia en la forma de desinfectar del amoníaco, la lavandina (legía), etc.”

“Hemos desarrollado una solución nebulizable que es única en el mundo – continúa -. Está el dióxido de cloro con el DMSO y otros elementos orgánicos que reemplazan notablemente los tratamientos intravenosos del CDS tradicional, y reemplazan a las máscaras de oxígeno, y que al ser nebulizado el cuerpo asimila inmediatamente al flujo sanguíneo llegando a todas partes en el organismo”.

Según el químico José Rodríguez la nebulización la puede hacer cualquier persona con cualquier nebulizador, y se puede hacer desde 1 vez al día (ya que genera “un gran beneficio y lo podemos hacer de por vida porque no es un medicamento, es una sustancia natural que nuestro cuerpo, si lo ponemos en la piel, absorbe de manera sistémica; también lo podemos utilizar para hidratarnos)”, hasta 6 veces al día, tres en la mañana y tres en la tarde, “si tengo COVID. Lo tenemos que utilizar junto con el bebible desde 1 ml a 4 ml en 1 litro de agua que hay que beber en el día. El dióxido de cloro, para que sea efectivo, hay que asimilarlo con mucha frecuencia y bajas dosis. Las personas que hacen deporte pueden nebulizar 2 veces al día, mañana y tarde”.

BENEFICIOS DEL DIÓXIDO DE CLORO

En cuanto a si deben ser los médicos los que prescriban el CDE, Rodríguez de Santis asegura que “no necesitas un especialista que te esté instruyendo permanentemente. Basta un protocolo al inicio. Pero no existen protocolos rígidos pues cada ser humano es un mundo. Tenemos casos específicos de gente con SIDA, con glucemia elevada, úlceras estomacales, afecciones de piel como psoriasis, tiene un gran beneficio en numerosos problemas. El dióxido de cloro tiene grandes beneficios en virus, hongos, bacterias y parásitos”.

El CDS tradicional se puede fabricar en casa tomando ciertas precauciones dado que se manipula un gas, el CDE, el que Rodríguez llama estabilizado “no lo puede fabricar cualquiera en casa, la forma de hacerlo es con determinada maquinaria que trabaja con ciertos voltajes y amperajes, hay también mediciones para hacer espectrometrías…”

Sobre los precios, nuestro interlocutor asegura que la nebulización es barata, que debe salir por 0,30 dólares, cuando en un hospital te cobran 8 o 10 dólares.

FELICITACIONES A ANDREAS KALCKER

Por último, hablando de aplicaciones en la población humana, no en la ganadería o en la agricultura, donde también trabajan con sus desinfectantes, “tenemos registradas a más de 20000 personas rechazadas de hospitales y clínicas en la época de la pandemia. Les daban un ultimátum y las mandaban a morir a sus casas. Lo tenemos documentado y firmado con más de 20000 personas. No hemos tenido ni un caso complicado o difícil”. Nuestro invitado ha prometido enviarnos algún documento que lo demuestre.

Por último, José Rodríguez quiso felicitar a Andreas Kalcker “por su trabajo y haber sabido sobrellevar tantos ataques”, y respecto a la metodología con la que Andreas Kalcker consigue su gas, el CDS, asegura que es de la década de 1930 y que puede acarrear problemas, al ser un gas. “Tiene limitaciones y tienes que cuidar la temperatura donde lo contienes. El dióxido de cloro estabilizado requiere más tecnología, y lo que se obtiene es algo con mucha mayor acción desinfectante porque es más eficiente en menos concentración”.

El CDE boliviano es fabricado por un aboratorio, NANOTECH. y está siendo distribuido por CONUVIVE MUNDIAL, una organización que tiene como referente al ex coronel ecuatoriano Guillermo Tamayo, quien fuera uno de los fundadores de COMUSAV MUNDIAL, una organización que a su vez tiene como presidente honorífico al creador del CDS, Andreas Kalcker. El destino vuelve a unir a estas dos personas en torno a una sustancia que muchos consideran el antídoto universal por su capacidad de intervenir favorablemente en numerosas enfermedades, según los médicos que lo aplican en sus consultas privadas y, solo en Bolivia, en algunos hospitales públicos. Hemos querido conocer la opinión de COMUSAV MUNDIAL, pero allí aseguran que no han utilizado nunca el CDE, por lo que no pueden opinar.  Todo parece indicar que si todas estas organizaciones, CONUVIVE y COMUSAV MUNDIAL  eran defensoras del CDS por sus altas capacidades para mejorar el sistema inmunológico y recuperar la salud, en general, lo serán también presumiblemente del CDE. El mercado es el planeta y más de 7000 millones de habitantes que han sufrido hasta hace poco una pandemia que con el CDS y ahora con el CDE sería fácil de erradicar. Pero antes, este nuevo producto tendrá que probar sus cualidades. En unos días os seguiremos informando.

VÍDEOENTREVISTA: CDE O DIÓXIDO DE CLORO ESTABILIZADO

Leer Anterior

¿Quiénes son los líderes políticos de los disidentes de la plandemia?

Leer próximo

Logos, ceremonias e incógnitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios

  • Me interesa muchísimo, y quisiera conocerlo, me interesaría un arepresentacion para mi país Guatemala

  • Realmente mis felicitaciones por desarrollar el nuevo producto y por trabajar de manera consciente en la salud humana.

error: Content is protected !!