JOSÉ FIGUEROA (veterinario): “El dióxido de cloro lo he usado en caballos, perros, gatos y con vacas, cerdos y ovejas”

Nos había llegado algún mensaje, algún wasap, sobre las posibilidades terapéuticas del CDS en los animales de compañía y en la ganadería. Alguien, incluso, nos había contado que tenia un gato al que le detectaron un cáncer y daban dos meses de vida y que tras tomar CDS vivió dos años. Sin más prueba ni fundamento que el gato, amenazado de muerte por el veterinario, siguió a los suyo, a recorrer el jardín tratando inútilmente de cazar algún pájaro. Este, el del dióxido de cloro aplicado a los animales, es un tema que desconocemos y hemos pedido a José Figueroa, uno de los escasos profesionales de veterinaria que lo usan, que nos ponga al día. Figueroa asegura aplicar en los animales las terapias naturales, entre las que incluye el CDS o dióxido de cloro.

ENTREVISTA EN VÍDEO

CLAVES DE LA ENTREVISTA

Soy especialista en terapias alternativas, medicina biológica y antienvejecimiento y me dedico a trabajar todas las terapias posibles, las más naturales, con los animales, entre ellas están el CDS y el MMS.

En veterinaria se usa el ácido cítrico, no el clorhídrico, cuando hablamos de MMS. El dióxido de cloro lo he usado en caballos, perros y gatos. A nivel agropecuario, con ganado equino, porcino y bovino, es decir, caballos, vacas, cerdos y ovejas, y se está usando muchísimo en apicultura.

El CDS o el MMS no desparasitan, aportan una reacción en el organismo para estimularlo.

Si queremos tratar el agua para potabilizarla, sí está autorizado el CDS y el MMS. A nivel mundial se potabiliza el agua con CDS, lo que quiere decir que tanto animales como hombres pueden utilizar el CDS.

Cada país está actuando de diferente manera. En Bolivia está autorizado para animales y humanos. En Europa no está autorizado, pero se usa como desinfectante, para heridas, para procesos patógenos… Lo podemos usar sin ningún problema para limpiar y desinfectar heridas, por ejemplo.

Estamos haciendo un estudio donde valoramos la forma de administrarlo, sus dosis, haciendo las soluciones con el ácido cítrico… y estamos teniendo resultados interesantes, sobre todo con enfermedades como la leishmania. Estamos viendo que la patología de las heridas, de las lesiones secundarias por la propia leishmania, están disminuyendo.

EL CDS que toman humanos y animales es idéntico, tiene la misma concentración, pero diferente activador, cuando se trate de MMS.  En humanos se activa con ácido clorhídrico y en animales con ácido cítrico. Se ha visto que el perro tiene 7 u 8 veces más ácido clorhídrico en el estómago que un humano, y que los gatos también tienen más. Así que si le damos más ácido clorhídrico podemos provocar una reacción no deseada en el animal.

Estamos en la fase de dar CDS a animales que están inmunodeprimidos o con las defensas bajas, lo usamos con gatos con síndromes virales que provocan lesiones en la boca, como el síndrome oral felino. No trabajamos de manera preventiva sino como terapia de refuerzo de diferentes enfermedades.

Tomamos una solución a 3000 ppm y calculamos el peso del gato o del perro. En un animal de 10 kilos, por ejemplo, diluimos el CDS en 20 cm3 de agua destilada o de suero fisiológico. Echamos 5 gotas en 20 cm3. Y vamos dando de eso a los animales una gota cada 8 horas, gotas que vamos incrementando cada 2 o 3 días. Podemos llegar a dar, incluso, de 10 a 15 gotas por 10 kilos, tres o cuatro veces por día.

La forma de dárselo a los gatos es colocando directamente en tu dedo una gota de la jeringa o del gotero, esa gota se le pone después con el dedo en los labios del animal, que va lamiendo y absorbiéndolo. A los animales más grandes se lo puedes poner directamente en la comida, lo tolera bastante bien. Lo mejor es dárselo lo más puro posible y en ayunas. Cuando son 15 gotas se lo damos directamente de la jeringa a la boca, debajo de la lengua.

Hemos visto  animales con los glóbulos blancos bajos y hemos logrado subirlos entre un 20 y un 30%.. ¿Podemos ayudarlos cuando tenemos viremias tipo coronavirus, que hay en perros, específicos de la especie, nada que ver con el coronavirus humano. A estos animales inmunodeprimidos los ayudamos dándoles dosis bajas a diario de MMS.

Para parasitar o desparasitar parece que funciona, pero no lo puedo confirmar o negar porque no lo he hecho. Una cosa es el collar externo de parásitos y otra cosa son los ingeridos para procesos de lombrices o de tenias. Pero yo no lo he usado.

Hay un estudio en apicultura donde lo usan para ciertas enfermedades parasitarias y con muy buenos resultados porque están desinfectando las colmenas. A la entrada, las abejas se van nebulizando con el MMS o con el dióxido de cloro. Sé de gente que tenía una alta mortandad de abejas y están viendo resultados muy interesantes. En una facultad de veterinaria están haciendo ese estudio de evaluación que finalizará en 6 u 8 meses.

Lo estoy utilizando para procesos infecciosos, como la leishmania, para desinfectar procesos bacterianos en el ojo, conjuntivitis crónicas, hacemos lavados oculares y con muy buenos resultados. Hacemos la dilución de 5 gotas en 20 cm3.

Uno de los temas más comunes en perros son los mordiscos, hay infecciones grandísimas. Si conseguimos lavar inmediatamente la herida con una solución de MMS o CDS podemos neutralizar en un 99% las infecciones del mordisco.

Lo hemos usado en diarreas, en problemas inflamatorios de los intestinos, con una dosis muy baja hemos conseguido recuperar intestinos que habían perdido su funcionabilidad de absorción. No puedo decir todavía que es cien por cien efectivo en diarreas, pero la casuística que vemos está bastante bien.

Hemos tenido envenenamientos de todo tipo, sobre todo de la famosa procesonaria, una oruga que provoca una quemadura que podemos limpiar con una solución de MMS o de CDS. Así se evita la infección y la posterior putrefacción de la mucosa oral. Cogemos el CDS, hacemos una dilución al 50% y con ella un lavado oral. Se puede hacer con una jeringa o con algodón empapado en la dilución, con el que vamos limpiando; también vale una gasa impregnada en la dilución.

Lo tomo para potabilizar el agua y para fortalecer mi sistema inmune frente a procesos virales en épocas donde hay una gran contaminación. Incluso lo puedo nebulizar en un atomizador que desinfecta y neutraliza los procesos bacterianos virales que están en el ambiente. Más que protegiéndome, estoy estimulando mi sistema inmunológico.

Las mesas de mi consulta, todo el material que usamos lo limpiamos con CDS y puedo decir que hemos hecho estudios bacteriológicos para ver que es lo que nos crece y no hemos visto ningún crecimiento.

El dióxido de cloro es un alto desinfectante, muy efectivo.

 

 

Leer Anterior

Dr. Ángel Ruiz-Valdepeñas: “Se están preparando juicios contra todos los presidentes de los Colegios Médicos. Pueden ir a la cárcel”

Leer próximo

PETRUS MAGNA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

    error: Content is protected !!