Ana María Suxo (epidemióloga): “Hace tres semanas que no tenemos ni un solo caso con coronavirus en San José de Chiquitos”.

Bolivia ha conseguido controlar el coronavirus. La curva de sus muertos e infectados va a la baja cada día y hay poblaciones, como la de San José de Chiquitos, que lleva semanas sin tener un solo caso, a pesar de ser una ciudad de más de 45.000 habitantes y estar situada en un corredor comercial que une el Pacífico y el Atlántico, por el lado argentino. Mucha de la culpa de esta situación se le echa al CDS o dióxido de cloro y para saber qué hay de eso nos hemos puesto en contacto con la epidemióloga Ana María Suxo.

….

“En Bolivia el pico más alto que hemos tenido ha sido en la semana 29, que ha obtenido 10.939 casos. Y en el último reporte del Ministerio de Salud, de la semana 41, tenemos 1894 casos. Ese es el descenso evidente de los casos confirmados presentados en Bolivia”.

“Tenemos en este momento 1.383 casos por 100.000 habitantes”

“Hace 4 días el ex ministro Aníbal Cruz anunció que se tenía una relación de 7 PCR por 1000 habitantes”

“Probablemente el CDS ha contribuido a que la transmisibilidad ya no se dé y estemos bloqueando, y el número de fallecidos sea de menor cantidad”

….

VERSIÓN EN VÍDEO DE LA ENTREVISTA

 

MM.- Doctora Ana María Suxo ¿dónde ejerce usted Medicina ahí en Bolivia?

AS-  Estoy en La Paz, soy médica epidemióloga.

MM.- O sea, que el coronavirus lo tiene usted siempre en la cabeza.

La doctora Ana María Suxo

AS.- Así es, todos los días.

MM.- Pero es un fenómeno que ustedes van controlando.

AS.- Lo estamos controlando en dos espacios: el individual y el comunitario. El impacto a nivel comunitario es considerable. El nivel individual lo estoy viendo a través de una clínica privada y no es una muestra representativa como para decir que a nivel nacional se presenta de determinara manera. Pero el tratamiento que hemos instaurado es de dos tipos: El convencional, aplicado por todos los países de la región, y el convencional más el CDS.

MM.- Y este es el que obviamente al ser individual no pueden decir que funciona de una manera o de otra.

AS.- A nivel individual estamos recabando toda la información para que tenga un carácter científico. Hacer el seguimiento de los diferentes paciente depende de muchos factores. La voluntad nuestra está para hacer el seguimiento, pero no necesariamente los pacientes se someten a un seguimiento. Así que asumimos que todos los que salieron caminando de la clínica del Sur están bien, hablando de su salud.

MM.- Es un dato importante ¿no?

AS.- Exactamente. Para nosotros sí lo es. Probablemente no podamos en este momento científicamente comprobar esto por el hecho que ya he mencionado, no necesariamente el paciente vuelve a la clínica cuando está en buen estado de salud, y ese indicador también es importante retomarlo porque no solamente en la clínica privada se da esta situación sino en todos los servicios de salud públicos.

MM.- Nosotros nos ponemos en contacto con usted por una razón. Hubo un colaborador nuestro que nos envió un mapa, que entrando en Google se ve enseguida, y ese mapa los datos que da de Bolivia, de contagios, de población afectada, era distinta, superior, a los datos que solemos manejar nosotros y que nos trasladan desde Bolivia. Entonces, ¿quería saber cuáles son los datos oficiales de su país?

AS.- El ministerio de Salud cuenta con un sistema de información de salud desde hace más de 30 años, que es el SNIS. Nos guste o no nos guste, todos los operadores de salud tenemos que basarnos en sus datos.

MM.- ¿Y qué dicen los datos que le trasladan? ¿Cómo están a día de hoy?

A la izquierda la curva de contagios en Bolivia. A la derecha un mapa interactivo de Google con el número de casos supuestamente en tiempo en real

AS.- Hasta el día de ayer se han tenido 167 casos. En el país, acumulados, llegamos a 140.779 casos.

MM.- ¿Casos de contagios?

AS.- Casos confirmados, cuando hablamos de casos confirmados estamos asumiendo que son casos confirmados por PCR, que es la norma que rige a nivel nacional y creo que es igual en otros países. ¿Por qué? Porque el mandato que la OMS envió a los ministerios de Salud ha sido así, y entonces nosotros lo aplicamos.

MM.- ¿Dónde están los datos que nos dicen que las cifras de contagios van bajando a la velocidad que nos dicen que van bajando?

AS.- Voy a remitirme ahora a los datos por semanas epidemiológicas, que es lo más indicado para poder mencionar el escenario de los datos. ¿Por qué tenemos que manejarnos con una semana epidemiológica? Porque nosotros, pacientes, fuimos al centro de salud, nos tomaron la muestra y hasta hoy mismo no nos dan el resultado de la muestra. Por eso es por lo que manejamos la información por semanas epidemiológicas. En Bolivia el pico más alto que hemos tenido ha sido en la semana 29 que ha obtenido 10.939 casos. Y el último reporte del Ministerio de Salud, de la semana 41, tenemos 1894 casos. Ese es el descenso evidente de los casos confirmados presentados en Bolivia.

MM.- En cualquier caso estos son datos de todo el país, pero hay regiones o localidades, como San José de Chiquitos, por ejemplo, donde no hay prácticamente casos.

AS.- Así es. El caso de San José de Chiquitos es peculiar en el sentido de que las autoridades de ese municipio, a través de una ordenanza municipal, autorizan la utilización del dióxido de cloro para la parte preventiva y la curativa y hace tres semanas que no tenemos ni un solo caso presentado. Hay otros municipios, como el de Bermejo, que presenta la tasa de incidencia acumulada más alta en Bolivia. Porque los casos que indicamos de 167 hasta ayer, la mayor cantidad de ellos están en Tarija, 50 de ellos, y el municipio de Bermejo está en el departamento de Tarija.

MM.- ¿En comparación con los países limítrofes cómo están?

AS.- El indicador más adecuado en este caso es el de la concentración de población. En Bolivia tenemos una población de 11.633.000, incluyendo a los niños menores de 5 años. Si restamos a esos niños, nos quedamos con 10.178.582. Y en función de todos los datos que tenemos acumulados – que serían de 140.779 -, tenemos en este momento 1.383 casos por 100.000 habitantes. Esa es la concentración. El resto de los países limítrofes no lo sé.

MM.- ¿No tienen comparativas?

AS.- No tenemos, y si tuviéramos sería a nivel de la prensa. Pero lo datos que le estoy ofreciendo son los oficiales.

MM.- ¿Se puede decir que el CDS ha podido reducir el número de casos que tienen ustedes?

AS.- Entiendo que sí, porque si nos remitimos a los datos de prensa de Brasil o de Argentina hay un aumento considerable. Tenemos que considerar dos escenarios. El movimiento que se está permitiendo ahora y la inmunidad comunitaria que nosotros habíamos adquirido ya ante una primera oleada de virus.

MM.- ¿Esa reducción que tienen ustedes no podría deberse también a un aumento del número de PCR? Que hayan hecho ustedes más o menos número de PCR…

AS.- Hace 4 días el ex ministro Aníbal Cruz anunció que se tenía una relación de 7 PCR por 1000 habitantes, se supone que infectados pues no lo dijo a la prensa. Hay que tener en cuenta que se les hace el PCR a quienes presentan síntomas, ya sea de sospechas o clínicamente confirmados. Cruz también dijo que estaban aspirando a hacer 14 pruebas por mil habitantes. No tenemos otra información oficial al número de PCR. Pero tenemos un dato que es interesante analizar. Tenemos datos confirmados y casos descartados. Si sumamos ambos vemos la proporcionalidad de PCR que se habrían realizado a los pacientes. Y generalmente es entre un 49 y un 50 por ciento de personas. Es decir, de 100 personas, el 50% ha dado positivo y el 50% negativo. Ya teníamos esa proporcionalidad desde la semana 33 o 34, no tenemos otro dato oficial con relación a cuántos PCR se están haciendo.

El tema de los PCR ha sido el mayor problema para considerar caso confirmado y darle atención al paciente. En el sector público, lamentablemente, esa ha sido la llave para que el paciente acceda a los servicios de atención en salud. O sea, si tenía su PCR positivo y estaba confirmado podía acceder a un centro centinela, a un centro de referencia, de atención del Covid. Y en caso contrario podía hacer un tratamiento ambulatorio o un tratamiento en domicilio. Entonces, esos datos serían muy especulativos, y sería aventurado decir que los tenemos registrados, no los tenemos registrados. En la clínica privada no hemos acondicionado de esa manera al paciente. Al que se consideraba que tenía síntomas de coronavirus le hacíamos una valoración por TAC y una valoración clínica, el paciente entraba con esa condición, y además hacíamos la cuantificación del IGG y del IGM para que pudiera considerarse caso confirmado. Nosotros, como todos los centros privados, informábamos al sistema nacional de salud, pero de esa manera.

MM.- En cualquier caso, Bolivia se está poniendo como ejemplo en el mundo de intervención del CDS y mejora de la salud de las personas que tienen coronavirus, tanto los que tienen un poquito o son sintomáticos, o son graves. ¿Cree que se puede decir esto con absoluta tranquilidad?

AS.- En el control de una enfermedad infectocontagiosa de la magnitud de la que se ha presentado, el Covid, tenemos muchos factores para controlarla, y uno de los factores es obviamente las medidas de prevención y de tratamiento. El CDS ha contribuido a ese factor, tanto en la parte preventiva como en la parte curativa. Probablemente el CDS ha contribuido a que la transmisibilidad ya no se dé y estemos bloqueando, y el número de fallecidos sea de menor cantidad.  Pero tenemos otros factores también, como es la inmunidad comunitaria adquirida por la población, otro factor son las condiciones sociales. Donde no existe ni agua, ¿cómo va a llegar el CDS?. En las ciudades grandes se asume que el confinamiento, la forma en la que se ha tenido que controlar a la población, también ha contribuido. En La Paz han estado confinados durante 14 o 21 días los casos confirmados. Entonces, hay que decir que desde que ha habido estos sistemas de control ha habido un impacto favorable. Ahora hay un descenso sistemático en los datos estadísticos de los casos presentados.

Leer Anterior

Valerie Oyarzun (jurista): “Tenemos derecho al dióxido de cloro (CDS) si no es tóxico y se ha demostrado su eficacia y efectividad”

Leer próximo

Publicamos los documentos sobre el dióxido de cloro que la OMS, FDA, AEMPS, OMC e INT ignoran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un Comentario

  • No entiendo porque no se publicitan estas cifras en más medios de comunicación.
    Estamos todos locos…..?

error: Content is protected !!