“El semen, la sangre y los cerebros de quienes no se vacunaron son de mejor calidad que los de la zona zombi”, plantea el rockero Mártin Sánchez

Me tomo un chupito de agua de mar todos los días, en ayunas. Ayuda a alcalinizar la sangre y a hacer limpieza hepática.

“Soy absolutamente contrario a todo lo que huela a política porque es una estafa. El sistema está ideado para esclavizarnos y asesinarnos. La única solución es salir del sistema, no intentar cambiar el sistema”, plantea con firmeza el rockero Mártin Sánchez, las dos aes acentuadas. Mártin está a punto de comenzar una gira musical que comienza en marzo, en Vigo, en la sala Mondo, y finaliza en junio, en Madrid, siempre bajo el grito de ¡Qué se joda el Nuevo Orden Mundial”. Mártin dice que por haberse plantado frente al poder durante la pandemia, ha pasado de las vacunas y del bozal, así lo llama, ha recibido amenazas de muerte, “pero me he descojonado de risa de todo esto y amablemente les he ofrecido a todos ellos un escupitajo en la cara con todo mi desprecio”.

A MS el rock y la carretera, 28 años dándole a la guitarra, le han endurecido, solo le ablanda la música, le va toda ella, la clásica, la electrónica… y el rock, por supuesto, sobre todo el de los años 50 del pasado siglo. “Empiezo a conocer la música punk y after punk de finales de los años 70: The Class, Strangers, Sex Pistols, The Jam, y a través de ellas descubro el rock and Roll de los años 50: Chuck Berry, Johnny Cash, Fast Domino, Little Richard, Elvis Presley…

LOS MÚSICOS NO ACABAN DE DESPERTAR

Sus colegas en España le han abandonado. La mayoría, por temor, o por convicción, se ha quedado callada ante el atropello cometido a nuestros derechos estos dos últimos años. Los que han dado la cara, como él, se cuentan con los dedos de una mano: Miguel Bosé, Alberto Rionda, de Avalanch, “quien me ayudó cuando mi anterior banda me abandonó por posicionarme ante la plandemia, y me echó una mano en la producción del “Himno a La Resistencia”, los Kinki Boys, Enrique Búmbury, afincado en California, y Evaristo Páramo de La Polla Records, “quien invitó a la gente del colectivo Bitzitza a posicionarse en el escenario, en un concierto en Vitoria ante 15000 personas, lanzando un alegato en contra del pasaporte Covid y las vacunas”. Fuera de este país el panorama no es mejor. Mártin Sánchez recuerda a Eric Clapton, Van Morrison, “quien amenazó a las autoridades irlandesas si obligaban a su público a llevar el bozal”, Yung Naget, guitarrista americano, John Lydon, ex vocalista de Sex Pîstol, y Steven Morrissey.

GALLEGO, AMANTE DE LA NATURALEZA Y… MÚSICO

La charla con MS es rica en perlas. Vayan algunas más por delante: “Nuestros cerebros funcionan mucho mejor que la de los inoculados. Estos tienen una enfermedad real que se llama neurosis y psicosis paranoide. El semen, la sangre y los cerebros de quienes no se vacunaron son de mejor calidad que los de la zona zombi”.

¿Qué más saber de Mártin Sánchez, además de que es gallego, de la zona de Pontevedra, adonde huye de la polución para fusionarse con la naturaleza, y que se toma en ayunas chupitos de agua de mar…? Si lo quieres conocer mejor debes seguir viendo su vídeoentrevista, y ya en vivo y en directo estará en Vigo, el 4 de marzo, Bilbao, el 1 de abril, el 6 de mayo en  Terrasa, Barcelona, y el 3 de junio en Madrid, en la sala Nazca.

Leer Anterior

Todos somos Jordan Peterson. Con la ley en la mano, a cualquier profesional o discrepante político se le puede obligar a ser reeducado

Leer próximo

El informe de COMCIENCIA demuestra que en México también aumentaron los graves efectos adversos producidos por la llamadas vacunas anti COVID 19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un Comentario

  • Saludos desde Costa Rica adelante sin tapujos bendiciones.

error: Content is protected !!