Andreas Kalcker: “Podría engañar a uno, pero no a los 3.000 médicos de la COMUSAV”

Es alemán, tiene “la cabeza cuadriculada y de hormigón”, como él mismo nos dijo. Un día de 2012 Andreas Kalcker creó una sustancia, el dióxido de cloro, y su vida y la de muchos cambió para siempre. Dice haber tenido la satisfacción de curar a mucha gente con esa sustancia y le da igual si le tachan de fantasma o de estafador. Los demás ladran y él cabalga. Le han disparado de todos lados, acusándolo de todo, a él y a su producto: que si es tóxico, que si causa la muerte, pero la gente, ajena a los temores que le meten en el cuerpo, continúa consumiéndolo y comprándolo en el mercado negro. Menos en Bolivia, allí se ha aprobado por ley y hoy día hay varias universidades que lo fabrican y distribuyen entre la población, y varios hospitales que se lo dan a sus enfermos. Oiga, y las cifras de contagio por coronavirus siguen bajando. No hay quien lo entienda. Y por si fuera poco, la OMC española, el sancta sanctorum de la clase médica, también lo condena y lo prohíbe. Pero aún hay más, 3.000 médicos de 19 países han creado la COMUSAV para tratar de legalizarlo. (Primera parte de la entrevista)

….

“Hay muchísimos médicos despertando. Están viendo cómo están muriendo sus compañeros”.

“Ahora mismo a una persona que está a punto de ser intubado le dan el dióxido de cloro, aunque sea oral, y a las pocas horas no le hace falta ser intubado por el coronavirus”

“En un hospital de México tenían 87 intubados que han sido recuperados de manera completa, cuando habitualmente el ratio de muertes es del 80%”.

….

MM.- ¿Cómo va COMUSAV, Colectivo Mundial de Salud y Vida? ¿Está muy activa?

AK.- Están entrando países de habla árabe, India también, se está haciendo muy grande debido a que hay muchísimos médicos despertando. Están viendo cómo están muriendo sus compañeros. En Egipto se están muriendo muchísimos en los hospitales y la policía obliga a otros médicos a entrar.

MM.- Una situación dramática en todas partes…

AK.- Depende de dónde. En Alemania no es nada dramático, la gente se pregunta dónde está el coronavirus, pero claro ahí están tomando el CDS desde hace 13 años. Es donde más se conoce, no solo por mí, sino por otros escritores también. Andreas Kalcker

MM.- ¿Cuándo empezó este tema, cómo empezó, cómo se le ocurrió crear el dióxido de cloro?

AK.- Yo tuve una artritis reumatoide y no podía mover mis manos. A través de un amigo, Jim Humble, al que no conocía nadie, supe de la sustancia, que compré por internet, entonces era el MMS. La verdad es que científicamente eso de que era milagroso no me cuadraba, pero como estaba en una mala situación con mis manos lo fui probando, lo hice con nuestra perra primero, que tenía 13 años y apenas se movía, era muy mayor. Le daba unas gotitas por la noche y al día siguiente empezaba a correr como loca por el jardín ladrando, cosa que antes no había hecho, así que empecé a tomarlo y me recuperé enseguida. Lo primero fue que me quitaba como un velo que tenía delante de la mente, podía pensar, y hoy puedo mover las manos y los dedos y tocar el piano sin ningún problema.

MM.- O sea que la sustancia ya existía…

AK.- A ver, Jim Humble hizo el MMS, que es el precursor del CDS, pero hay que decir que son dos cosas diferentes. Ambos tienen el mismo principio activo, pero mientras el MMS es una mezcla de clorito sódico activado con ácido cítrico, el CDS es el gas que produce la mezcla disuelto en agua, que es pH neutro. El CDS es solo gas puro. Hay mucho desconocimiento, mucha ignorancia en términos de materia química, y eso es lo que ha facilitado una confusión que se ha utilizado para difamar. Cuando se habla, por ejemplo, de que el dióxido de cloro se utiliza para blanquear papel, es cierto, pero estamos hablando de una cantidad infinitamente mayor. O sea, para el papel se necesitan gramos, 174 gramos de clorato, que es una mezcla entre clorato y clorito, pero nosotros estamos utilizando miligramos, 25 miligramos, que es la dosificación. Alguna gente también opina que no se puede tomar porque es un desinfectante, pero también lo es el alcohol, el que se utiliza para desinfectar en los hospitales, y no por eso dejas de tomar cubatas. Suelo preguntarle a la gente: ¿Usted se tomaría un raticida? Porque los anticoagulantes, precisamente la Warfarina, son un raticida. O, ¿usted se tomaría dinamita? Pues el spray sublingual de la nitro es nitroglicerina y actúa como un dilatador de los vasos sanguíneos.

MM.- Lo que usted ha creado y patentado es el CDS entonces…

AK.- Exacto. Hoy utilizamos el CDS sin ningún tipo de ácido, se hace de forma electrolítica, lo que le da una pureza del 99,99%. Esto lo hace apto para ser inyectado intravenoso y, de hecho, ha salvado ni se sabe a cuánta gente.

MM.- ¿La ha salvado del coronavirus?

AK.- Por supuesto, y de otras cosas. Pero principalmente del coronavirus. Tengo constancia de un hospital, en México, donde tenían 87 intubados que han sido recuperado de manera completa, cuando habitualmente el ratio de muertes es del 80%.

MM.- ¿Cuándo creaste el CDS, en qué año?

AK.- En 2012. Se puede consultar en mi página web. El CDS se inventó gracias también al granjero Roger Rabes y a Enric Cerqueda, que ayudaron muchísimo en el proceso. La cosa vino porque a Roger, al que le fue muy bien el MMS, veía que al vacuno no, le producía diarrea, no se le podía dar por ser rumiantes, necesita la fermentación en el estómago. Entonces, Roger dijo: ¿Por qué no se puede utilizar con los animales que se están muriendo y por ello me estoy gastando mucho dinero en la granja? Gastaba 27.000 euros anuales en  medicamentos. Así que me puse a pensar cómo se podría hacer y con su ayuda desarrollamos el CDS.

Posteriormente estuve en unas conferencias donde había un profesor que me ofreció hacer una tesis “porque esto es algo que debería saber el mundo”, me dijo. La hice y con ella publiqué mi primer libro. Era una pequeña universidad a distancia que luego tuvo mala prensa, decían que los títulos estaban comprados. Así que como hablaban mal de ellos decidí devolver el título porque me dije: ¿Para qué lo necesito?

MM.- ¿Con los conocimientos que tenía buscaba el CDS?

AK.- Sí, sí. Lo que se busca es la molécula pura porque el MMS no lo es. El MMS puede fabricarse de muchísimas formas. Tu puedes hacer un MMS con ácido clorhídrico, ácido cítrico, fosfórico, láctico, sulfúrico y no es la misma sustancia, pero siempre se dice que es dióxido de cloro. Investigando a fondo te das cuenta que la mejor forma es aislar esta molécula. El  proceso está en mi página web. Hay un vídeo y es muy fácil de hacer.

MM.- ¿Por qué buscabas esa molécula?

AK.- Quería que no hubiera efectos secundarios, que están causados por el clorito, no por el dióxido. Porque el MMS te hace un runrún en el estómago que a alguna gente no le importa y a otra si. Te puede causar una diarrea si tomas dosis grandes y el dióxido en forma de CDS no lo hace.

MM.- ¿Cómo hay que tomar el CDS?

AK.- El protocolo es muy simple. Haces la solución madre, que es más concentrada, y lo guardas en el frigorífico. Tomas 10 mililitros en 1 litro de agua en 10 tomas durante el día, y listo.

MM.- ¿Tiene que ser en 10 tomas?

AK.- Sí, porque es un aporte de oxígeno, nosotros no podemos tomar oxígeno por la mañana para el resto del día. El oxígeno se va consumiendo de manera constante a lo largo del día, hay que entender cómo funciona, entonces el dióxido es un aporte constante de oxígeno en una cantidad pequeña, pero muy eficaz. Se puede ingerir o aportar de manera intravenosa, sistema que incrementa entre un 20 y un 50% el oxígeno disponible en todo el cuerpo. Es un hecho. Está medido con gasometría venosa.

MM.- O sea, tú te lo tomas y ¿qué reacción corporal interior vas a tener?

AK.-  Hay dos: oxidación y oxigenación. Te lo tomas y va al estómago, donde se evapora y no reacciona con los ácidos estomacales, como alguna gente está diciendo. Cuando tomo el CDS y le añado más ácido no cambia, se mantiene igual. Entonces en las tomas, como tenemos 36 grados en el estómago y la sustancia se evapora a partir de los 11 grados, la sustancia se evapora absorbido por las paredes estomacales y la mucosidad, porque es muy hidrosoluble.

MM.- ¿Dónde lo están aplicando los médicos?

AK.- En 19 países, 3.000 médicos con más de 10.000 resultados hasta la fecha en el COMUSAV, con PCR antes y después.

MM.- ¿De qué enfermedades estamos hablando? ¿En cuáles se aplica?

AK.- Ahora mismo se ha focalizado en el coronavirus porque está siendo la sustancia más eficaz de la Historia. Porque lo que ocurre ahora mismo es que a una persona que está a punto de ser intubado, le dan el dióxido de cloro, aunque sea oral, y a las pocas horas no le hace falta ser intubado, y hemos visto que saturaciones del 60% suben al 80 y 90, salvándose de la intubación; hay que recordar que el 80% de los intubados mueren. Además, ser intubado no es nada agradable, no lo es que te metan un tubo en el pulmón y estar así durante días. No se lo recomiendo a nadie. Recuerdo a un director de una clínica que estaba completamente en contra del CDS y decía: “Esto no va a entrar aquí nunca”. Y los médicos le decían, “si lo estamos usando ya”. “No  -repetía -, fuera”. Él mismo se infectó posteriormente de coronavirus y lo trataron como decía la OMS con el resultado de que no le funcionó. Y cada vez estaba peor, y vinieron los compañeros del hospital y le dijeron: “Le vamos a intubar”. Él sabía muy bien lo que significaba porque había intubado a muchos pacientes y conocía sus posibilidades de supervivencia. Entonces le dijeron “¿Y si probamos con ese líquido amarillento de Kalcker?” .“Bueno, va”, respondió. Con el resultado de que unos días después estaba perfectamente y desde entonces es uno de los defensores más    fuertes de esta sustancia. Yo suelo decir que el cambio viene cuando el dolor es más grande que el miedo al cambio. Andreas Kalcker y Jim Humble

MM.- Lo extraño es que teniendo ese índice de personas que se ponen bien, que recuperan la salud, no haya una receptividad mayor por parte de la Sanidad de los países, con mayúsculas.

AK.- En Bolivia ha sido aprobado por ley. Lo están utilizando en hospitales y universidades…

MM.- ¿Ya firmó la presidenta esa ley?

AK.- La presidenta no quiere firmar. Se ha aprobado la ley a través de las cámaras. Pero su ex marido sí ha tomado el dióxido de cloro y se recuperó, y ella se enfermó y a los pocos días estaba bien. A mÍ me han dicho que ella se recuperó con esta sustancia, lo que me hace sospechar que aunque ella quiere, no puede. ¿Cuál es el indicio que tengo? Pues que en Perú tenemos una situación similar. Allí, en Lima, está muriendo una persona por hora de coronavirus. ¿Qué es lo que ocurre? Que a la COMUSAV la invitó oficialmente el Congreso, pero que el encuentro fue cancelado en el último momento. Lo hicieron a través de un señor de Washington, Elmer Huerta, que ni siquiera está en Perú. Otros informadores, porque en el COMUSAV hay muchos militares también, y algunos vienen de Inteligencia, nos dijeron que no interesa que ocurra lo mismos que en Bolivia en otros países, bajo ningún concepto.

¿Cómo es posible que se apruebe una ley y la presidenta no quiera promulgarlo en vísperas de las elecciones? Ella sabe que el no promulgarlo es muy aplaudido por el pueblo, por lo que se asegura de no perder votos. Aquí hay gato encerrado. Es una cuestión política y diría que jurídica, más que médica.

MM.- ¿Cree que el dióxido de cloro tiene futuro o que habrá modificaciones y se volverá hacia atrás?

AK.- No creo nada porque creer significa no saber. Soy científico, me gusta saber las cosas. El futuro nos lo dirá. Estoy trabajando para que se salven cuantas más personas mejor y el resto me da igual.

MM.- ¿Siempre ha tenido su actividad profesional relación con el CDS?

AK.- No, yo trabajo más en aparatos de frecuencias. También trabajé hace muchos años en cómo afectan las frecuencias al cuerpo. Ahora trabajo en el desarrollo de aparatos y programaciones para otras empresas.

MM.- ¿Cree usted que la clase médica le rechaza por no ser médico?

AK.- Esto no importa porque a ver, hay muchísimas personas que no han sido doctores y se han dedicado a la investigación. Faraday no ha sido un doctor, Benjamín Franklin tampoco… El hecho de ser o no doctor, o los títulos, no es lo que vale, lo que vale es el conocimiento.

MM.- La doctora Patricia Calllisperis, presidenta del COMUSAV Bolivia, decía en una entrevista que usted merecía el premio Nobel.

AK.- Significaría estar allí junto con Obama, Arafat, Kissinger, no sé yo…

MM.- ¿No le gusta esa gente?

AK.- ¿A usted?

MM.- Yo no soy el entrevistado…

AK.- Hay que entender que estos premios y estas recomendaciones no son más que un halago a un tal ego,  y el ego en una persona ¿qué es? Miedo. En el momento que una persona no tiene miedo tampoco tiene ego. ¿Por qué? Simplemente no lo necesita. Tanto para bien como para mal. Yo soy yo y entonces yo tengo mi propia motivación de hacer lo que estoy haciendo y la motivación es sencillamente dar sentido a mi vida. Porque al final son muy pocos los que están aquí más de 100 años. Entonces, a partir de cierta edad hay que plantearse cuál es el sentido de la vida y por qué estoy aquí, qué estoy haciendo aquí… Yo he ayudado a salvar personas y espero que los últimos días de mi vida pueda decir: “Ha valido la pena”.

MM.- Me imagino descubrir un producto que se aplica a la gente y realmente se sana… todas las noches me iría a la cama con una satisfacción tremenda.

AK.- Así es. Básicamente es esto. Entonces, si tras 13 años de acoso y difamación sigues en lo tuyo la gente se empieza a preguntar ¿cómo es posible que este señor al que tanto avasallan siga ahí, y con más seguidores? Será porque los seguidores han probado la sustancia en lugar de hablar de ella o ser referenciólogos. Tenemos demasiados referenciólogos, supuestos científicos sentados 8 horas cada día con el trasero en una silla dándole vueltas a referencias de colegas sin haber hecho nunca experimentos. Galileo tenía el mismo problema, también se enfrentaba con cientos de referenciólogos, y casi le meten en la hoguera por decir simplemente que la Tierra era redonda. Así que invito a los referenciólogos a que cojan el microscopio y digan qué he hecho mal. Hemos invitado a todo el mundo a venir a COMUSAV y hacer un debate científico, pero nadie se ha atrevido. Lo que importa es el mensaje y este está comprobado por 3.000 médicos. Porque yo podría engañar a uno, pero no a 3.000 médicos.

2ª parte de la entrevista: “Tengo más de mil niños, mil, de autismo, recuperados”

 

Leer Anterior

Carta del catedrático Luis Prieto Valiente a sus colegas médicos a propósito del dióxido de cloro

Leer próximo

Andreas Kalcker: “Tengo más de mil niños recuperados de autismo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 Comentarios

  • Me parece maravilloso el trabajo de Andreas Alfiler y de Josep Pamies divulgando. Dos hombres valientes de verdad. Gracias a los dos.

  • Primero saludar al señor Andreas Kalcker un gran científico a criterio mío… Les está dando la lección a los médicos LUCRATIVOS Y CONFORMISTAS… Que se pongan a estudiar y experimentar para evolucionar la medicina y darle sentido a su carrera… Lo único cierto es que el dióxido de cloro NO MATA ahora si funciona o no ante el corona virus antes de criticar deberían probar que no funciona y no valerse de falsas noticias…. Que pasa si es real si realmente el dióxido de cloro salva vidas ACASO SEÑORES “MEDICOS” no valdría la pena salvar la vida de un paciente con cáncer? O darle la oportunidad de vivir una infancia normal a un niño con autismo?? Realmente la humanidad está podrida porque actualmente solo piensa en lucrar hasta con la vida de personas eso señores se llama MEDIOCRIDAD en su lugar yo estudiaría…me aseguraría que si funciona y quizás aportaría y agradecería al científico que la descubrió… Porque tapar el sol con un dedo…. Sabemos que la OMS nos ha mentido desde el principio desde la primera alerta del coronavirus hicieron caso omiso ahora quien dice algo…. Esas personas deberían estar en la cárcel porque son los únicos culpables de las muertes del mundo!!! Porque no detuvieron en su momento muuucha gente se hubiese salvado…. La humanidad está tan ciega.. Es por eso que estamos como estamos…. Aporten señores médicos OMC’s y demás organizaciones no sean DESTRUCTIVOS sean CONSTRUCTIVOS a lo mejor AHORA SI SALVAN VIDAS y no COMO LO HICIERON HASTA AHORA MATAR GENTE…. 🤬

    • Yo tengo 5 anos que lo tomo y nunca me a pasado nada malo, siempre lo he recomendado a mi familia, me cure de un ongo de mi pie, me da energia, siento que me protege de las enfermedades, no lo he necesitado gracias a Dios para nada grave y me da mucha tranquilidad tenerlo aqui con migo para cualauier emergencia cuando viajo lo llebo con migo..gracias a Dios y Andrea Kalcker

error: Content is protected !!