CARTA DE CIUDADANIA DEL REICH.1935 VERSUS CERTIFICADO COVID DIGITAL EUROPEO.2021

El Parlamento Europeo y los Veintisiete gobiernos europeos de la Unión Europea, por unanimidad, han decidido poner en marcha el certificado covid digital de la UE, con la intención de que a partir del 1 de julio, quienes lo posean estén exentos de las restricciones a la libre circulación, facilitando los desplazamientos de las personas con una pauta completa de la denominada “vacunación covid-19″.

A falta de memoria, conviene recordar que la Resolución 2361 (2021) de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, sobre “ Vacuna contra la covid-19: consideraciones éticas, jurídicas y prácticas.” expresa de forma clara el que;

7.5.2 utilizar certificados de vacunación solo para el propósito designado de monitorear la eficacia de la vacuna, los posibles efectos secundarios y los eventos adversos”.

Por tanto nada tiene que ver la existencia de un certificado para el seguimiento de la eficacia y posibles efectos adversos en los ciudadanos sometidos al experimento médico denominado “vacunación covid-19”, con lo que finalmente se pretende aprobar como certificado covid digital, cuya falta de posesión restringiría la libertad de circulación de los ciudadanos europeos que legítimamente no se sometan al experimento humano de la vacunación covid-19. Dicho certificado covid digital europeo constituiría una vulneración de derechos y libertades fundamentales inadmisible e intolerable, generador de desigualdad, discriminación y estigmatización de los ciudadanos nacionales y europeos.

Si no fuera por la gravedad que implica, parece que la nueva normativa que pretende establecerse no es más que la reproducción de leyes en las que ya estableció algo similar, adoptada también por unanimidad y con uso de idéntica denominación “carta”, en concreto las Leyes de Nuremberg de septiembre de 1935. La Ley de ciudadanía del Reich y Ley para la protección de la sangre y el honor alemanes del 15 de septiembre de 1935( Boletín Oficial del Reich, año 1935, parte I, págs. 1146-1147.) en la cual El Reichstag sancionó por unanimidad la siguiente ley, que queda promulgada por la presente

Artículo 1°

1) Será considerado ciudadano con todas las responsabilidades inherentes todo aquel que disfrute de la protección del Reich alemán y que por ello esté en especial deuda con él.

2) La ciudadanía se adquiere de acuerdo con las normas que establecen las leyes del Reich y de ciudadanía nacional.

Artículo 2°

1) La ciudadanía del Reich se limitará a los connacionales de sangre alemana o afín que hayan dado debida prueba, a través de sus acciones, de su voluntad y disposición de servir al pueblo y al Reich alemán con lealtad.

2) Los derechos de ciudadanía del Reich se adquieren mediante la obtención de la carta de ciudadanía del Reich.

3) El ciudadano del Reich es el único titular de todos los derechos políticos de acuerdo con lo establecido por la ley.

Nuremberg, 15 de septiembre de 1935

Día de la Libertad

El Führer y Canciller del Reich

Adolf Hitler

El Ministro del Interior

Frick”

A través de dicha ley se consideraba que la pureza de la sangre alemana constituía la condición imprescindible para la continuidad del pueblo alemán y asegurar el futuro de la nación alemana, mediante restricciones de derechos de los ciudadanos judíos frente a los ciudadanos de sangre alemana. Las restricciones que padecieron fueron paulatinas hasta que avocaron finalmente a la sumisión a experimentos humanos no consentidos, siendo juzgados sus responsables por delitos de genocidio y lesa humanidad en los Tribunales de Nuremberg y Tokio.

Los tiempos cambian, las fronteras se han extendido y los mecanismos de control se llevan a cabo con el uso de nuevas tecnologías, si bien el mal uso de las disposiciones normativas constituye un abuso de poder a través del tiempo, como así lo fue antaño. Casi un siglo después, los ciudadanos han extendido sus relaciones personales, familiares y laborales fuera de las antiguas fronteras de sus países natales, considerándose en gran medida ciudadanos europeos, del continente correspondiente en su caso y del mundo. Desde principios de 2020 se ha procedido a una restricción de derechos y libertades con vergonzosos precedentes, hasta la inducción a la población a una pseudovacunación cuando en realidad es un experimento humano a través de medicamentos génicos en fase experimental con aprobación condicional.

La pretendida emisión de un certificado o carta verde en base a la sumisión a un experimento humano, supone de nuevo el resurgimiento de normativas discriminatorias y aberrantes destinadas a diferenciar y clasificar a los ciudadanos europeos. Constituiría de nuevo una vulneración del derecho a la integridad, a la dignidad, a la libre circulación, a la libre autodeterminación, a la autonomía del paciente y del derecho a no ser compelido a ningún experimento humano bajo intimidación, coacción, amenaza, presión social, política.

La promulgación de las leyes de Nuremberg con el establecimiento de la carta de ciudadanía del Reich en 1935 fue el comienzo de la implantación de un régimen que se pretendía ya erradicado en pleno siglo XXI, sin embargo los acontecimientos del año 2020/2021 ponen en evidencia el resurgimiento de sistemas que promulgan disposiciones contrarias a los estados de derecho democrático, como ocurre con la pretendida carta verde o certificado covid digital de la unión europea, inicialmente como elemento coactivo para ejercitar el derecho a la libre circulación, y en un futuro quien sabe a que más.

Leer Anterior

“Estamos jugando con la vida de las personas y los médicos tenemos que ser responsables con las vacunas”, dice la doctora Marcela Rodríguez, quien fue despedida de una residencia de mayores de Mallorca (España) por cuestionar la campaña de vacunación

Leer próximo

Héctor Esquinca (químico): “Con el COVID la gente se agarraba de las rejas de mi casa desesperada diciendo ayúdeme, ayúdeme”. ¿Cómo decirle que no?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 Comentarios

  • Excelente nota.

  • Hasta cuando tendremos que tolerar estas imposiciones ilegales, arbitrarias y contradictorias. No ha publicado la Unión Europeana que la vacunación NO es obligatoria y que NO se discrimaria a las personas que decidieran NO vacunarse!!!!
    Entonces a qué viene el dichoso certificado???
    Los NO vacunados deberán presentar una prueba que NO prueba nada y que quien sabe qué contiene siempre para poder viajar. Y los vacunados su certificado.!!!!
    Hasta cuando nos toman el pelo y nos manipulan como a idiotas. Es hora de decir HASTA y denunciar infamia que quiere perpetuarse.

  • El motor de todo esto es CHINA y Hitler es XI

  • EL PRIMER ERROR PCR, SEGUNDO LLAMAR VACUNAS A LO QUE NO LO SON, TERCERO SI SEGUÍS CONFUNDIENDO CON LOS TÉRMINOS NO AVANZAMOS NADA, LA PCR NO SIRVE Y LAS VACUNAS NO LO SON, SON 💉 EXPERIMENTALES, NO CABEN MEDIAS TINTAS, A ESTAS ALTURAS NO.

  • Es horrible lo que están haciendo.
    Espero que no lo consigan y que acaben encerrados.
    Los borregos me dan asco.

  • Indignación, impotencia, frustración, idefensión, miserable frente al poder, es parte de lo que me hace sentir pertenecer al colectivo que se resiste a vacunarse y las consecuencias que lleva aparejadas. Me pregunto si a estas alturas no hay presentadas ya demandas colectivas, a escala nacional o europea, que abra una espita a la esperanza para quienes llevamos ya el estigma de la letra escarlata

    • Me parece damagogia comparar esto con una ley nazi. Porque no lo miras desde otro punto de mira?: porque tengo yo que aguantar que la gente egoista no se quiera vacunar? Eso perjudica a los demás.

      • ANDRÉS, NO SON VACUNAS. ES UNA TERAPIA GÉNICA EXPERIMENTAL, IMPUESTA POR EL MIEDO, CAMBIANDO LA DEFINICIÓN DE PANDEMIA POR LA OMS Y SU TITERE CHINO THEDROS. NO HA PASADO LA FASE 3 DE ENSAYOS CLÍNICOS, POR TANTO, ES UN GENOCIDIO, CON PREMEDITACIÓN, VENTAJA Y ALEVOSÍA. DESPIERTA.

  • Podría poner mil adjetivos pero directamente me parece inaceptable
    Dónde queda nuestra libertad que sustancial al ser humano

  • Estamos viviendo una situación que jamás hubiera creído, parece una película de ciencia ficción, pero como ha podido llegar el ser “humano” a un momento tan cruel,tan frío,tan destructivo de sí mismo
    Debemos parar esto,al menos por el futuro de nuestr@s hij@s. L@s niñ@s ni deben pagar nada,no se lo merecen
    Hay que parar esto, Adelante!!, Caminemos por el sendero de la Luz.

  • Es aberrante, que no dejen viajar libremente si una persona no se ha vacunado, así como que se pueda discriminar. Están quitando todos los derechos y libertades; no hay dignidad por nada.
    Con los judíos hicieron todo lo que quisieron.Nosotr@s, ¿¿vamos a permitir esto??

    • Yo también me planteo que debemos de hacer denuncias colectivas. Sin unión no hay fuerza

  • Que poca madre

error: Content is protected !!