DR. JOSE MARIA CABEZAS: “He llegado a tomar 30, 40 y hasta 50 cm3 de dióxido de cloro porque soy grande y aguanto, no he tenido ningún efecto secundario”.

José María Cabezas, al que en Tenerife todos conocen por Pipo, fue cirujano general y luego, y ahora, odontólogo. También fue en su día el máximo representante en España del ICOI, Interncional Congress for Oral Implantologist. Y si hubiera un título de antigüedad en el uso médico del dióxido de cloro estaría entre los 10 primeros del país. Pero además de usarlo en sus pacientes, lo utiliza en las instalaciones de su consulta, en la piscina, en el frigorífico y en los circuitos del aire acondicionado y de la calefacción del coche. A sus pacientes les hace firmar un consentimiento informado antes de aplicárselo. Nadie ha protestado, todos han quedado satisfechos quizás porque, como concluye un estudio de la universidad de Indiana, al dióxido de cloro no hay microorganismo que se le resista.

ENTREVISTA EN VÍDEO

LAS CLAVES DE LA ENTREVISTA

A mis pacientes no les recomiendo pastas dentales, simplemente les digo que se cepillen con agua y a lo sumo con un poco de bicarbonato porque cualquier cosa que te metas en la boca lo tienes en segundos en el torrente sanguíneo y los productos que traen las pastas dentales son bastante tóxicos. El uso del hilo dental, el cepillado con agua es lo más importante, o cepillos interdentales.

Si viene un paciente con una infección grande, una periodontitis crónica, antes de intervenirle en la boca le hago un enjuague de un 1 minuto con dióxido de cloro, con CDS o con MMS, da igual. El CDS es más cómodo y tiene menos sabor. Pero la efectividad es la misma.

El CDS también lo puedes utilizar diariamente cuando te vayas a cepillar si quieres tener más limpia la boca, con menos gérmenes. Basta 1 cm3 de CDS o una gota o dos de MMS y enjuagarse durante 1 minuto.

Yo empecé con el conocimiento y el uso del CDS hace 10 o 13 años, y desde entonces siempre tengo un vaso de dióxido de cloro en la nevera, que es el sitio con más bacterias de la casa. Seguramente tendremos mucho más limpio el water que la nevera. ¿Cuándo fue la última vez que limpió la nevera, sacó todo, bandejas también, las lavó…? Lo que hago es meter 10 cm3 de clorito de socio al 28% y otros 10 de ácico clorhídrico al 4%, lo mezclo y directamente va a la nevera. La reacción que va produciéndose va liberando el dióxido de cloro poco a poco. Me dura 5 o 6 días, que es cuando cambio el vaso.

Tengo una piscina y desde hace años dejé de utilizar el cloro, el hipoclorito de sodio, que es muy tóxico y que en contacto con materia orgánica, que tú lo eres si te metes en la piscina, produce trihalometanos. Y como quieras o no, bebes agua de la piscina… Yo, a la piscina le pongo dióxido de cloro. Se lo pongo pocas veces al año. Le pongo como medio litro. Como mucho 3 o 4 veces al año. Se me mantiene sin algas, limpia el agua. Una vez que tenía el agua de la piscina verde le metí el medio litro del MMS dentro del aspirador para que pasara por todas las tuberías, por el filtro, y se metiera en el agua. Al cabo de 35 minutos el agua estaba transparente. A mí me da mucha seguridad porque tengo niños pequeños en casa.

En la clínica me obligan a hacer una limpieza de los filtros del aire acondicionado porque ahí se quedan muchas bacterias y hongos y puedes tener problemas respiratorios. Limpio los conductos con CDS, también limpio los conductos del aire acondicionado y la calefacción del coche. Están llenos de bacterias y hongos, que forman un biofilm y anidan ahí hasta que con la humedad vuelven a crecer. El dióxido de cloro rompe ese biofilm y acaba con las bacterias y los hongos. Basta meter un vaso con 10 o 15 cm3 de clorito de sodio y otros tantos de ácido clorhídrico. Antes arrancas el coche, pones en recirulación el circuito para que no salga fuera del coche, cierras todas las ventanas y puertas, y en cuestión de media hora tienes el coche estéril por dentro: tuberías, tapicerías…

En la consulta, al final del día, meto 15 cm3 de los dos componentes en un vaso, enciendo el aire acondicionado, solo pongo el ventilador, no enciendo el aparato para que me enfríe, y está toda la noche recirculando el aire de cada habitación. Cuando llegas a la mañana siguiente se nota el olor, es que no hay olor, también te los quita. Como el dióxido de cloro acaba con las bacterias hongos y esporas, es un esterilizante.

La EPA, en 2005, aprobó un estudio del dióxido de cloro y un montón de bacterias, hongos, virus, esporas y protozoos, más de 200. La conclusión fue que no hay ningún microorganismo vivo que hayamos puesto en contacto con el dióxido de cloro que haya sobrevivido. Entre ellos están los coronavirus, la influenza, muchas bacterias y virus que normalmente nos producen patologías.

La primera vez lo utilicé con uno de mis perros, que tenía gastroenteritis, empezó con diarrea y se quedó postrado. Le di una dosis, pero seguía con la diarrea así que lo llevé al veterinario. Era el tercer día. El veterinario me dijo que había una plaga de perros afectados con gastroenteritis y se lo dejé al veterinario para que le pusiera suero y le hiciera una analítica. “Dentro de dos o tres días te lo llevas”, me dijo. Pero a las 4 horas me llama por teléfono, yo creí que me llamaba para decirme que estaba muerto, pero me dijo que no tenía nada, la analítica era normal y el perro estaba saltando, comiendo, bebiendo… Yo hice la mezcla de clorito de sodio, ácido clorhídrico, agua y se lo metí con una jeringa por la boca. Pero también se le puede añadir en el agua y que él la beba.

Con las gengivitis lo utilizo haciendo enjuagues bucales. La gengivitis siempre está producida por una mala higiene o por una infección. Si quieres tener una recuperación rápida ese mismo día se le hace una profilaxis y al paciente se le manda una botellita con dióxido de cloro para que haga enjuagues. Al día siguiente está perfecto.

Normalmente, cuando expones cualquier bacteria, virus, hongo, al dióxido de cloro, entre milisegundos y un minuto y medio después se mueren. Yo tenía helicobacter pylori, cuyo tratamiento son 4 antibióticos diferentes durante 20 o 22 días. Me tomé dióxido de cloro y al día y medio ya no tenía nada. Es muy rápido.

Con las ondodoncias nos enseñaron en la facultad a utilizar lejía, hipoclorito de sodio. Yo lo dejé de utilizar porque produce trihalometanos, que son altamente cancerígenos, y utilizo dióxido de cloro. Todas las ondodoncias que hago las hago siempre bañadas en CDS a 3000 ppm, no lo diluyo. Mientras estoy haciendo la ondodoncia tengo una jeringa con una aguja muy fina para irrigar, a medida que vas irrigando vas esterilizando sin ningún tipo de problemas.

Cuando remuevo la caries utilizo el dióxido de cloro, pongo un algodón con dióxido de cloro, espero 30 segundos y luego pongo el empaste. Lo pongo en una cavidad estéril. Te lo deja estéril en segundos.

Cuando voy a colocar implantes siempre enjuago la boca durante 1 minuto con 1 cm3 de una solución de CDS o de MMS en medio vaso de agua. Después, puedes colocar los implantes con tranquilidad.

A todos los pacientes les digo que pueden utilizar o no el dióxido de cloro. Si me dan su permiso, me firman un consentimiento informado, entonces se lo doy.

No quieren que se investigue el dióxido de cloro por lo mismo de siempre. Es un producto muy barato que no se puede patentar y es muy efectivo.

Tuve dos bronconeumonías porque fumaba mucho. Con la primera empecé tomando una cantidad de dióxido de cloro, pero tuve que tomar antibiótico porque no se me quitaba. Y con la segunda aumenté la dosis, tripliqué o cuadripliqué la dosis y esa vez sí me curó la bronconeumonía. Desde hace 10 años no tengo ni gripe, ni constipados, cuando noto que voy a tener uno lo tomo y a las seis horas no tengo nada.

He llegado a tomar 30, 40 y hasta 50 cm3 porque soy grande y aguanto, no he tenido ningún efecto secundario

También tomo agua de mar todos los días, y cocino con agua de mar. A los potajes no les pongo sal, les pongo agua de mar.

Han venido pacientes a la consulta con fiebre o catarro, les hablo del dióxido de cloro y si quieren y lo aceptan, se lo doy y en dos o tres días están bien, cuatro días como mucho.

Sabemos que una mascarilla puesta durante mucho tiempo produce hipercapnia, que es el aumento de CO2 en sangre que produce una disminución del oxígeno, y eso conlleva a que te tiemble la mano y a que no pienses con la cabeza bien, no estés lúcido. De toda la vida yo he llevado la mascarilla operando por debajo de la nariz. Lo que están haciendo con las mascarillas no tiene sentido médico.

Leer Anterior

El encanto del kimono

Leer próximo

Los más de 200 virus, bacterias hongos y sus esporas con los que acaba el gas de dióxido de cloro, según la EPA americana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 Comentarios

  • Muy buena entrevista….. Dióxido de Cloro es lo máximo.

  • Que protocolo hay que tomar para cuando te detectan una bacteria en el cuerpo.

  • Buenas Dr contra el Covid que cantidad se puede tomar y durante que tiempo y como prevencion

  • El Dioxido de Cloro es el remedio que Dios nos reveló, para acabar con la pandemia del Coronavirus.

  • Enhorabuena por la entrevista, es un placer escuchar al doctor.
    Por mi profesión de ingeniero industrial especialista en mantenimiento de instalaciones térmicas conocía el dióxido de cloro por su eficacia sin parangón para esterilizar agua de torres de refrigeración y circuitos de suelo radiante, donde penetra el biofilm o capa semisólida de lodo donde habitualmente proliferan bacterias y algas (donde no llegan el cloro, legía ni la mayoría de desinfectantes).
    En marzo de 2020 durante el primer confinamiento forzoso leí información científica sobre toxicidad, incipientes usos terapéuticos y al ver la cantidad ingente de testimonios positivos me animé a probarlo, primero en forma de MMS y luego de CDS.
    La sorpresa fue mayúscula cuando a los 2 días exactos de empezar a tomar desapareció la rinitis alérgica que padecía todas las primaveras desde que tengo memoria.
    Lo estuve tomando durante 3 meses seguidos (protocolo C de Andreas Kalcker) sin ningún efecto adverso.
    Al cabo de 6 meses, a raíz de un dolor agudo por infección en muela del juicio, volví a tomar y hacer enjuagues, con resultado de recuperación total en 3 días (el 2º día dejó de doler).
    Desde entonces al igual que el Dr. Cabezas lo tomo un par de días cada vez que siento un inicio de infección o malestar. No he vuelto a tener gripe, catarro, alergia ni infección bucal. Los conductos de aire del coche los desinfecto un par de veces al año con la misma técnica que el Dr. Y en el frigorífico no he vuelto a ver un moho ni se ha estropeado un solo alimento; tras mucho tiempo los productos frescos llegan a deshidratarse pero no se pudren.
    Lo mejor de todo es la tranquilidad que da saber que no hay virus, bacteria, hongo, espora o microparásito (incluido el plasmodio causante de la malaria) que resista la acción oxidante selectiva del dióxido de cloro. Exista o no el supuesto coronavirus SARS-CoV-2, lo que tengo claro es que se acabó el miedo.

  • Admirable, respetable y ejemplar.
    A quien con gusto elegiría para aplaudir.

error: Content is protected !!