“Estamos jugando con la vida de las personas y los médicos tenemos que ser responsables con las vacunas”, dice la doctora Marcela Rodríguez, quien fue despedida de una residencia de mayores de Mallorca (España) por cuestionar la campaña de vacunación

La han despedido de la residencia de mayores donde trabajaba, asegura la doctora Marcela Rodríguez, por exigir más información sobre la campaña de vacunación y por discrepar cómo se estaba haciendo. Se quejaba del desconocimiento que tenían, ella y sus compañeros médicos, de la composición de las vacunas, de sus efectos adversos… Iban a vacunar, lo habrán hecho ya, a los 120 residentes sin pensárselo, y eso que en la Residencia Seniors de Manacor, en Mallorca, España, no hubo ni un solo caso de COVID desde que se declaró la pandemia. “Cero casos”, dice orgullosa la doctora Marcela Rodríguez, boliviana y también ferviente defensora del dióxido de cloro. Fue tan solo “buena suerte”, dice que le dijeron los responsables de la mencionada residencia.

ENTREVISTA EN VÍDEO

CLAVES DE LA ENTREVISTA

Yo no me considero negacionista, soy aclaracionista.

Nosotros vamos a vacunar a nuestros residentes como mecanismo de prevención. La vacunación es lo que nos está dando los mejores resultados, me dijeron. Pero no es así, porque nosotros no habíamos tenido ningún caso de COVID desde que empezó la pandemia. Cero casos, ninguno. Así que no podemos atribuir a la vacuna una cosa que ha pasado desde siempre. Su respuesta: “Es que ha sido buena suerte”. No, ha sido buen trabajo.

Durante el confinamiento yo pasaba por todas las habitaciones porque los residentes necesitaban el contacto humano. Visitaba a los 120 todas las mañanas, era mucho más trabajo par mi, pero no me importaba porque yo no estoy trabajando como médico por ganar dinero porque además diría que soy una médico pobre, trabajo por el bienestar de las personas. Me gusta tanto la gerontología que estoy haciendo un master en gerontología.

Yo pongo en tela de juicio que se pongan las vacunas a todo el mundo. Si los médicos que dicen que las vacunas van a ser la panacea, que van a curar a todos, lo demuestran en un debate abierto, perfecto, reculo, doy un paso atrás, digo que me he equivocado…, pero no, hay bases científicas que demuestran lo contrario.

Tenemos que ser los médicos los que llevemos a vacunarse o no hacerlo. Yo desconfío de las vacunas porque salieron en la tercera fase, es una tercera fase de experimentación. Cuano las vacunas, en general, salen al mercado se ha pasado ya esta fase, se han seguido unos criterios para que eso pueda salir a la calle. Pero estas han pasado de la tercera fase a la distribución. Y mucha gente no sabe eso.

Dra. Marcela Rodríguez: “Para que estas vacunas me resulten fiables necesito conocer su composición exacta, el grado de inmunidad que dan, y los efectos adversos que pueden tener a medio y largo plazo”

La han despedido de la residencia de mayores donde trabajaba por cuestionar la campaña de vacunación, cómo se estaba haciendo, el desconimiento que tenían, ella y sus compañeros médicos, de la composición de las vacunas, de sus efectos adversos… Iban a vacunar, lo habrán hecho ya, a los 120 residentes sin pensárselo, y eso que en la Residencia Seniors de Manacor, en Mallorca, España, no hubo ni un solo caso de COVID desde que se declaró la pandemia. “Cero casos”, dice orgullosa la doctora Marcela Rodríguez, boliviana y también ferviente defensora del dióxido de cloro.

ENTREVISTA EN VÍDEO

CLAVES DE LA ENTREVISTA

Yo no me considero negacionista, soy aclaracionista.

Nosotros vamos a vacunar a nuesros residentes como mecanismo de prevención. La vacunación es lo que nos está dando los mejores resultados, me dijeron. Pero no es así, porque nosotros no habíamos tenido ningún caso de COVID desde que empezó la pandemia. Cero casos, ninguno. Así que no podemos atribuir a la vacuna una cosa que ha pasado desde siempre. Su resppuesta: “Es que ha sido buena suerte”. No, ha sido buen trabajo.

Durante el confinamiento yo pasaba por todas las habitaciones porque los residentes necesitaban el contacto humano. Visitaba a los 120 todas las mañanas, era mucho más trabajo par mi, pero no me importaba porque yo no estoy trabajando como médico por ganar dinero porque además diría que soy una médico pobre, trabajo por el bienestar de las personas. Me gusta tanto la gerontología que estoy haciendo un máster en gerontología.

Yo pongo en tela de juicio que se pongan las vacunas a todo el mundo. Si los médicos que dicen que las vacunas van a ser la panacea, que van a curar a todos, lo demuestran en un debate abierto, perfecto, reculo, doy un paso atrás, digo que me he equivocado…, pero no, hay bases científicas que demuestran lo contrario.

Tenemos que ser los médicos los que llevemos a vacunarse o no hacerlo. Yo desconfío de las vacunas porque salieron en la tercera fase, es una tercera fase de experimentación. Cuano las vacunas, en general, salen al mercado se ha pasado ya esta fase, se han seguido unos criterios para que eso pueda salir a la calle. Pero estas han pasado de la tercera fase a la distribución. Y mucha gente no sabe eso.

Para que estas vacunas me resulten fiables necesito conocer su composición exacta, el grado de inmunidad que dan, y los efectos adversos que pueden tener a medio y largo plazo.

Ninguna vacuna es obligatoria, es opcional. La persona decide si quiere o no colocársela.

Con los pacientes polimedicados, con alergias, con tratamientos con anticoagulacion hay que ir con pinzas. Entonces hay que ver a esos pacientes y hacer una valorción y decidir, haciendo balance entre el beneficio y el riesgo.

Es necesario que haya una debate abierto. Es necesario que los que están a favor y en contra de las vacunas se pongan en una mesa, expertos, buenos expertos, y lleguen a una conclusión. No sé por qué el temor a un debate abierto.

Estamos jugando con las vidas de las personas y los médicos tenemos que ser sumamente responsables para hacer esto. Tenemos que basarnos en bases científicas y éticas, por eso tenemos un código deontológico. Podemos hacer daño si desconocemos qué estamos poniendo a las personas.

Ninguna vacuna es obligatoria, es opcional. La persona decide si quiere o no colocársela.

Con los pacientes polimedicados, con alergias, con tratamientos con anticoagulacion hay que ir con pinzas. Entonces hay que ver a esos pacientes y hacer una valoración y decidir, haciendo balance entre el beneficio y el riesgo.

Es necesario que haya una debate abierto. Es necesario que los que están a favor y en contra de las vacunas se pongan en una mesa, expertos, buenos expertos, y lleguen a una conclusión. No sé por qué el temor a un debate abierto.

Leer Anterior

Poner el ojo en el entuerto

Leer próximo

CARTA DE CIUDADANIA DEL REICH.1935 VERSUS CERTIFICADO COVID DIGITAL EUROPEO.2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 Comentarios

  • No hay debate porque se desmontaría la agenda 201 nuevo orden mundial exclavitud aún más severa de la que ya vivimos. Gente grande como usted necesitamos que solo son unos pocos

  • Eso es un genocidio que participa el gobierno y algunos maldecidos médicos que no cumplen con su juramento, enhorabuena a esa doctora con sentido común y conciencia un gran ejemplo. Gracias gracias la luz nos hace fuertes, fuerza y honor!!!

  • Estoy muy de acuerdo con la dra

  • Es una gran profesional y no me parece que la hayan despedido por defender sus derechos como médico, y que ha demostrado en el trabajo de la residencia en manacor constancia y profesionalismo

  • Felicito muy sinceramente a ésta excelente profesional médico. Basta ya de tanta dictadura sanitaria!. Es muy importante que no se corrompan todos los médicos, sino nos quedaremos sólo con médicos que se “venden” y no les interesa en absoluto la salud de las personas. Lo que ahora está pasando es totalmente ilegal y va contra la vida y salud de las personas. Especialmente se ha torturado y matado a cientos de ancianos en residencias en España y el mundo entero. Basta ya!.
    Agradecer muy sinceramente a esos buenos profesionales de la salud, que por lo menos se cuestionan sobre esas vacunas mortales y esa indolencia ante las mascarillas, tan poco efectivas y tan malas para la salud.

  • Una mujer admirable. Comprometida con su trabajo. Una pérdida para los 120 ancianos de la residencia.
    Marcela, has hecho lo correcto, no seguir al rebaño.

  • Pienso igual.
    Una pregunta, si es libre vacunarse un individuo, ¿ cómo se aprueba un carnet de vacunación internacional ? ¿ qué está pasando?, estas dos ideas son contradictorias. No se está respetando la libertad, basándose en un estado de alarma
    basado en mentiras, en un text que no es especifico para este virus, inflando las cifras con los muertos por cualquier causa.
    Esto es ilegal pero se está haciendo. ¿dónde están los defensores de la ley?, y al parecer pueden hacer lo que les de la gana a los políticos. He perdido toda la fé en todos los partidos politicos. Es una verguenza. Estamos viviendo una dictadura. Eso es lo que pienso

  • La decisión de vacunarse o no es muy personal, con ésta entrevista a mi me queda más que claro que NO DEBO HACERLO, que pena que tantos Médicos se vean perjudicados por cuestionar esta vacuna, que la verdad trae algo escondido, truculento, eso salta. Que Dios cuide a la humanidad!!!

error: Content is protected !!