La abogada Cristina Armas denuncia por genocidio a diversas personalidades, entre ellas Pedro Sánchez

Mientras el conocido abogado Reiner Fuelmich y una prole de letrados de diversos países amenazan con interponer una demanda contra todos los que supuestamente han manejado los hilos de esta plandemia, en las islas Canarias, la abogada Cristina Armas, apoyada por 20 asociaciones civiles, como Policías por la Libertad o la OMV, Organización Mundial para la Vida, que dirige el archiconocido juez Angelo Giorgiani, ha interpuesto ante el Tribunal Internacional de la Haya una denuncia contra Pedro Sánchez, Bill y Melinda Gates…, contra todos los presumibles cabecillas de la operación sanitaria que se ha orquestado en torno a un presumible virus, también, llamado SARSCOV 2, según señalan numerosas fuentes.

En medio de un confuso panorama, Cristina Armas ha elaborado un largo dossier basado, asegura, en el contenido que le aportan los propios organismos demandados, y que vendría a demostrar, sin ninguna duda, la manipulación y el engaño de los que manejan los hilos del actual escenario internacional sanitario. La abogada Armas no tiene pelos en la lengua y ante la Corte Penal Internacional, dispara contra todos acusándolos de genocidio.

DENUNCIA FISCAL CORTE PENAL INTERNACIONAL SIN DATOS PARA PUBLICAR.docx

ACUSE DE RECIBO DENUNCIA

ENTREVISTA EN VÍDEO

CLAVES DE LA ENTREVISTA

+La denuncia no solo va contra el estado español. La primera denuncia que dirigimos a la Haya sí era contra el Estado español, pero también contra otros organismos internacionales que son igualmente cómplices de la situación que vivimos. Están denunciadas la Organización Mundial de la Salud, el Fondo Económico Mundial, la Fundación Bill y Melinda Gates, la Agencia Europea del Medicamento, el Instituto de Salud Global de Barcelona y alguno más. La primera denuncia se dirigió a esos organismos y después tuvimos que ampliarla ya que el Tribunal de la Haya solo resuelve denuncias que afectan a las personas físicas. La denuncia va ahora contra Bil y Melinda Gates, contra el presidente del gobierno, Pedro Sánchez…

En virtud del estatuto de Roma, que es como el código penal por el que se regula la Corte Penal Internacional, la competencia para conocer delitos de genocidio y lesa humanidad es exclusiva del Tribunal Internacional de la Haya, por eso acudimos a él y no a otro organismo.

Compañeros que han leído la denuncia entienden que están más que justificados los delitos que denunciamos. Decimos que desde marzo de 2020 se están cometiendo delitos de genocidio y lesa humanidad no solo en España sino a nivel internacional.

Entendemos que lo que venimos sufriendo no es nada espontáneo, no estamos ante una crisis sanitaria generada a raíz de una enfermedad, de un supuesto paciente, o que alguien consume una sopa de murciélago en un mercado de Wuham y ahí se declara la pandemia mundial. Entendemos que lo que ha habido es un plan perfectamente organizado por determinados estados y organismos supranacionales y con varios objetivos, el más importante el de acelerar la implantación de la famosa Agenda 2030, siendo uno de los principales promotores de dicha agenda el Foro Económico Mundial.

Nosotros no lo vemos como una crisis sanitaria sino que entendemos que se está utilizando una crisis sanitaria con una motivación política. Con la excusa de la crisis sanitaria lo que se intenta es que la ciudadanía y la población asuma la pérdida de derechos y libertades fundamentales con absoluta normalidad. De lo que se trata es de instaurar una especie de dictadura.

Hay países como Australia donde el ejército está en la calle controlando que la población no pueda saltarse el confinamiento. Hay confinamiento hasta septiembre, y el gobierno ha dicho que a pesar de que lleguen al cien por cien de la vacunación van a seguir confinados. Es evidente que no es un problema sanitario, sino político, y que tiene una finalidad clara, que es instaurar un estado totalitario.

Las vacunas juegan un papel desde el punto de vista del control y de enfrentamiento. Por un lado buscan someter a la población a través de la vacunación, y lo estamos viendo. Se ha intentado condicionar, por ejemplo, la libre circulación en Europa cuando, con la legislación en la mano y los derechos fundamentales, sería imposible limitarnos la libre circulación en Europa, y lo han intentado a través del certificado COVID. Pretenden que solamente puedan viajar o pretenden dificultar que las personas que no se quieren inocular un medicamento de terapia génica – porque eso es otra cosa que hay que dejar claro, que no es una vacuna, que no funciona como tal ni tiene el virus SARCOV 2 en el contenido, así lo reconoce la ficha técnica de estos medicamentos -; puedan desplazarse con libertad por el territorio europeo.

La mayor parte de la información se ha recogido de los propios organismos oficiales. Eso le da más credibilidad a la denuncia que hemos presentado en La Corte.

Esta denuncia la he firmado yo, pero está respaldada por 20 colectivos, entre ellos el Colectivo Internacional, cuyo presidente es el magistrado Angelo Giorgiani, quien también ha presentado 3 denuncias por lo mismo, por genocidio, también en la Corte Penal Internacional.

No sabemos las posibilidades reales que esto pueda tener porque la Corte Penal Internacional es un órgano que pertenece a la ONU y por lo tanto es un tribunal politizado y con muchos intereses en conflicto, pero sí es verdad que está sirviendo para que la información llegue a muchas personas, para que muchas personas entiendan qué es lo que está pasando en realidad y empiece a despertar mucha gente. Que la gente tome conciencia de cómo funciona el mundo, de qué es lo que está pasando, de hacia dónde nos pretenden llevar y que la gente despierte y empiece a luchar por sus derechos y libertades, que es lo que ahora mismo está en juego.

La única vía que tenemos es la judicial. Estoy notando que los jueces, y lo digo por las últimas resoluciones que hemos tenido en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, es que los jueces también están despertando. En marzo de 2020 esto nos sorprendió a todos en el sentido de que llegamos a pensar que realmente había una pandemia, empezando por los jueces, empezando por el Tribunal Constitucional y el Supremo, y 15 meses después los jueces se están dando cuenta de que esto no tiene nada que ver con la salud. Están mostrando mucha sensibilidad con el respeto a los derechos y libertades fundamentales. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha dejado sin efecto el certificado COVID, por ejemplo. Todos estamos despertando.

Es muy complicado contrastar la información debido a la censura que hay, brutal, en las redes, en las plataformas. La última entrevista que me hicieron duró 24 horas en Youtube porque fue automáticamente eliminada. Cuesta luchar contra esa censura, pero nos quedan algunas vías para poder informarnos y entender qué es lo que está pasando.

Yo creo que mucha gente está despertando porque el relato oficial, el que han intentado imponer en marzo de 2020 a través de todos los medios de comunicación, porque es cierto que el mensaje es el mismo, es decir, los medios están siendo cómplices de todo esto, porque el discurso es el mismo. Al relato oficial le es cada vez más difícil sostenerse. Por ejemplo, estas últimas semanas, vemos cómo, desde los medios, y representantes políticos como Ángel Víctor Torres, el presidente del gobierno de Canarias, el discurso hacia los no vacunados se está radicalizando, hasta el punto de que es constitutivo de un delito de discriminación, un delito de incitación al odio contra los no vacunados. Ese discurso hay que intentar cortarlo de raíz, porque lo que buscan es el enfrentamiento entre vacunados y no vacunados.

 

 

Leer Anterior

Padre Miguel Sotelo Padía: “Si el CDS fuera tóxico yo habría muerto. Llevo un año y medio tomándolo. Si lo fuera yo tendría algo dañado: los pulmones, los riñones, mi hígado, mi páncreas…”

Leer próximo

PRIMACIA DEL SER HUMANO SOBRE LA SOCIEDAD Y LA CIENCIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 Comentarios

  • Gracias!

  • Que gusto, Cristina, que en momentos en que la rabia y el malestar por tanto engaño, corrupción y avasallamineto de nuestros derechos, existan personas como tu capaces de enfrentarse conta el pod,er como hizo David contra Goliat, y devolvernos la confianza en el ser humano.
    Gracias, gracias, gracias y adelante.

  • El tema no es si vacunas si o vacunas no, el tema es que como dice la letrada se está produciendo un genocidio, porque las medidas que se toman dependen de tu edad, de tus dolencias y sobretodo de tu nombre y del lugar que estés. Mi madre ha fallecido tras estar 5 días en casa sin que ningún profesional se pusiera en contacto, hartos de llamar a urgencias del centro de salud, cuando te recetan algo, un viernes cerca de las 9 de la noche, no puedes acceder a un nebulizador de forma sencilla, y mi madre si no es por una farmaceútica, habría pasado otros tres días sin tratamiento. Al ingresar en urgencias le hicieron TAC, prueba de antígenos y analítica de sangre, eso un día 4, mi madre que fallece el día 21 no se le realiza ninguna otra prueba salvo una pcr a petición casi llorando mía para que pudiera disfrutar de un entierro digno. Es curioso que mi madre con más de 80 años estuviera aún sin vacunar, y que su cita fuera un cuarto de hora antes de serle administrada la sedación paliativa. Los delitos de mi madre para tal situación son dos, tener más de 80 años con los achaques propios de cualquier persona a su edad y el ser una desplazada de una comunidad autónoma a otra. Esto pasa en todos sitios, los médicos son responsables porque son los que administran y deciden tratamientos, pero… sus actuaciones vienen desde más arriba, desde las direcciones de los hospitales hasta los propios gobiernos con sus protocolos y cribas, sustentandos por unos medios de comunicación manipulados y unos centros hospitalarios cobrando por paciente covid dando igual si sale vivo o muerto, y de esta segunda opción obtienen más beneficios al tener más camas disponibles. ASí que sí es un genocidio, genocidio en el que uno no encuentra ni abogados con integridad y coraje que quieran secundar tu denuncia, con medios de comunicación que tampoco quieren salirse del mensaje institucional, con unas redes sociales en las que se veta y discrimina al que habla de vacunación o covid. Este es el futuro del país, un país que mata a sus ancianos para ahorrarse pensiones y tratamientos crónicos y en el que la libertad de expresión y el derecho a la pataleta se ven mermados cual dictadura bananera.
    Así que este tema trasciende en algo más profundo que lo legal, trasciende en el futuro de nuestros hijos, en nuestras libertades y en nuestro derecho a vivir.

  • Vamos!!!!hurra x los CANARIOS.AQUI EN ARGENTINA TAMBIÉN HAY MUCHOS QUE DE VACUNAS NANAI!!YO CON 80 UNO DE ELLOS.AGUANTEMOS!!!

  • Ole que Ole !!!!
    Se me saltan las lágrimas de felicidad
    Todos unidos, Todos para la humanidad

    Infinitas gracias Cristina
    Por Toda tu labor
    Por Toda tu presencia
    Por todo tu amor en servicio

    Adelante! La verdad se desvela
    ❣️☀️

    • Acabando Agosto empieza el show. O lo paramos o seguirán con sus medidas…#Allaboutcontrol

  • Cristina

    Los Invisibles estan a tu lado trabajando !!!

    Ah’ eh’ ee
    GV

  • Querida Cristina, eres la superheroina que necesita nuestro país. Ahora la justicia tiene mi respeto.

  • Abogada Cristina Armas eres la luz en una noche oscura…gracias por tu valor

  • No ha sido Cristina de Armas a nivel personal sino a través de LIBERUM ASOCIACIÓN.

    Obviamente agradecemos su colaboración, con la que nos gustaría contar en lo sucesivo, pero no es un hecho ni actuación personal e individual sino grupal a través de una asociación pro derechos humanos de índole nacional.
    Muchas gracias por tu trabajo Cristina….MUCHAS GRACIAS.

error: Content is protected !!