“Me trajeron en brazos una niña de 9 años con parálisis cerebral y a los dos meses venía caminando. Es un cambio que no iba a tener con ninguna otra medicina”, cuenta la endocannabinóloga Dra Nancy Domínguez

Médica desde 1991, la doctora Nancy Domínguez descubrió las esencias florales. “Jamás pensé que una flor me iba a hablar, pero lo hizo la flor de Newen, que es la fuerza de la Patagonia. Luego conocí el Aguita de Don Pancho, en homeopatía, y después descubrí los cannabinoides y les regulaba el porro a mis pacientes, a los que decía que estábamos aquí para cambiar el mundo así que necesitamos eso, un toquecito y seguir andando.

Pasé por hospitales, por el sistema público, fui jefa de epidemiología, pero es difícil estar en el sistema cuando uno tiene otras energías. Hace 8 años lo dejé.

Cuando descubrí el cannabis les decía a los compañeros: vengan a estudiar esto porque el futuro va a pasar por acá, y ahora, como se legalizó en Argentina, salieron endocannabinólogos como hongos después de la lluvia.

Esta planta ¿por qué es tan importante? Porque interactúa con algo que ya tenemos dentro. Al estudiar la planta descubrimos que hay un sistema endocannabinoide. Porque si hay un principio activo, que es como una llave, tiene que haber una cerradura, algo endógeno que descubrieron y llamaron anandamida. A lo que nos lleva el sistema endocannabinoide es a la homeostasis, al equilibrio, regula la temperatura corporal, las hormonas, la glucemia…

La planta nos ha enseñado que toda ella es necesaria y que hay que ajustar la dosis con cada paciente. Yo les enseño a hacer su propio aceite, su propia medicina.

Lo que dice la regulación es que el CBD es el bueno y el THC es el que te vuela. Y resulta que el THC, para  tratar cáncer es lo más efectivo. Para dolores necesitas THC. Para mi el CBD es mejor que tomar un fármaco que vaya a producir efectos adversos.

Yo fui la primera en probarlo, y me di cuenta que adelgacé 8 kilos, bailaba flamenco, estaba fantástica. Trabajaba 8 o 10 horas y estaba concentrada, atenta…

Una cosa que descubrí es que la microdosis no funcionaba, En la epilepsia, por ejemplo. Para la epilepsia y Parkinson necesito aceite.

Hay familias con hijos que tenían 200 convulsiones y que poco a poco pasaron a tener una.

Me traían en brazos a niños con parálisis cerebral y a los dos meses venían caminando. Vino una niña de 9 años que a la semana abrazaba al padre y le llamaba papá. Estaban fascinados, es un cambio que no iban a tener con ninguna otra medicina.

Todo es medicinal, el vaporizado, el aceite, Hay que ver pará qué síntomas y cuál es la vía más eficiente, si es la sublingual, si es vaporizado, si es local, para los dolores actúa bien».

*La doctora Nancy Domínguez forma parte del equipo de MÉDICOS LIBRES

VÍDEOENTREVISTA CON LA DOCTORA ENDOCANNABINÓLOGA NANCY DOMÍNGUEZ

*Compra de cannabinoides medicinales:

 

Leer Anterior

“La terapia neural ayuda al cuerpo a autorregularse y se aplica a trastornos metabólicos y psicoafectivos, depresivos, de ansiedad, de angustia…», asegura el doctor Damián Pellizari.

Leer próximo

Lo del patriarcado es una falacia, las mujeres son las grandes víctimas del Sistema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un Comentario

  • Desde Comodoro RIVADAVIA, Chubut, Patagonia Argentina, le mando mi enorme agradecimiento a la Dra. Nancy Dominguez. Por ella conocí el aceite de cannabis y hoy disfruto de mi familia. Me operaron de cáncer de cerebelo y diagnosticaron glioblastoma multiforme grado 4. La medicina tradicional me dijo que, como máximo, viviría 9 meses. Y acá estoy. Pasaron 3 años y estoy cada vez mejor. Será un milagro de esa noble planta que cuida mi esposo en el patio de casa? Lo que sea, pero con ella recuperé calidad de vida y hasta hoy no apareció rastro de tumor en mi cabeza. Mis cariños para la Dra.

error: Content is protected !!