• 28 septiembre 2022

Dr. JESÚS VILLORIA: “EL SARS-CoV-2 PODRÍA HABER SIDO CREADO ESPECIFICAMENTE COMO ARMA”

Reflexiones y postulados sobre la pandemia de covid‑19; veintitrés de agosto de 2022

DR. Jesús Villoria

Tras decantar mucha información que he ido recibiendo al cabo de los años de diversas fuentes, estudiar con cierta profundidad la fisiopatología de la covid‑19, y participar en una investigación formal con un fármaco antiguo que ha demostrado prevenir la mortalidad en enfermos con neumonía (más bien neumonitis) por covid‑19, voy encajando piezas y llegado a un borrador de postulados. Los comparto a continuación advirtiendo que, como postulados, son proposiciones cuya verdad se admite sin pruebas porque estas últimas no son inmediatamente evidentes, pero admitiendo también que, como ejercicio científico genuino, los expongo desde la humildad y la apertura, virtudes totalmente denostadas hoy día, admitiendo toda discusión y debate constructivo sobre los mismos.

  1. El SARS‑CoV‑2 es un virus quimérico (fabricado a partir de un virus natural “prometedor” por su capacidad para producir daño, como por ejemplo el SARS‑CoV de 2003, al que se le hicieron, y tal vez sigan haciendo, modificaciones artificiales para que sea más agresivo).
  2. El proceso de “fabricación” del SARS‑CoV‑2 es similar al de los virus informáticos, mediante un software que puede irse modificando para crear variantes y mantener la actividad.
  3. SARS‑CoV‑2 tiene la habilidad de activar simultáneamente seis ejes inflamatorios (calicreína‑quinina, renina‑angiotensina, sistema de contacto, sistema de complemento, sistema de coagulación y sesgo hacia citoquinas pro‑inflamatorias), lo cual tiene poco sentido biológico, puesto que a un virus natural no le interesa activar tan exageradamente la inmunidad inespecífica, la cual en principio actúa en contra de él. Racionalmente, por no mencionar ya otros ámbitos superiores de la mente, es mucho más plausible que haya sido creado específicamente como arma.
  4. Aceptando esto, y siendo conocedores del modo de actuar a nivel biológico, se recomendó el uso de tratamientos que no solo no paliaban estos efectos, que existen desde hace muchos años, sino que los potenciaban de forma intencionada (tales como fármacos opioides o benzodiacepinas, que provocan depresión respiratoria). Su recomendación masiva en la primera ola en España fue una masacre programada especialmente dirigida a los ancianos. No puede llamarse de otro modo. Que cada uno actúe en conciencia.
  5. Tal como se combaten los virus informáticos, la solución que se nos dio, en forma de vacunas de ARNm, fue, naturalmente, la de un anti‑virus informático; es decir, una actualización de software que cancela la anterior versión (llámese variante), pero no la siguiente que ya está diseñada de antemano, de modo que el creador del virus (incendiario) y del anti‑virus (bombero), que son el mismo, mantiene el control.
  6. Experimento trans‑humanista: se nos ha tratado como a máquinas, infectándonos con un virus biónico y actualizándonos el software con inoculaciones para “arreglar” la infección. A los animales de laboratorio se les provocan enfermedades para luego experimentar remedios para ellas.
  7. Algunos lotes de vacunas se asocian a exceso de mortalidad. Veo poco sostenible la hipótesis del crecimiento epitaxial de semiconductores a partir de óxido de grafeno (lo cual no quita para que haya algo de óxido de grafeno en las vacunas, como parece que lo hay en multitud de medicamentos hoy en día), pero sí creo que es mucho más probable que hayan escogido ciertos lotes de vacunas para probar a inocular algunas secuencias experimentales destinadas a provocar otros daños en el cuerpo.

Este “modus operandi” se repite constantemente. Ejemplos de ello son la liberación masiva de glifosato a los acuíferos del planeta a través de la agricultura, el embadurnamiento de la población con parabenos a través de cremas, pomadas, ungüentos, etc., incluyendo los vehículos para muchos medicamentos tópicos, o el genocidio sistemático programado de la sociedad occidental mediante el cierre del paso a sus jóvenes (tanto físico como psicológico, incluyendo las intoxicaciones de tipo género fluido, inespecífico, no binario, etc.) de modo que no puedan establecerse y procrear.

Leer Anterior

El CIE-11 incluye síndromes de la Medicina Tradicional China y más de tres mil términos que los médicos occidentales tendrán que aprender

Leer próximo

SIEMBRA SONRISAS Y COSECHARÁS FELICIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un Comentario

  • Como hipótesis de trabajo terrible pero muy probable, teniendo en cuenta el genocidio al que se está sometiendo a la población a través de los pinchazos génicos experimentales, mal llamados “vacunas”, el nulo interés por investigar el contenido de los viales cuando la ley lo exige, el cambio climático que está originando el Gobierno, https://youtu.be/bc0nH5mnhyc etc,etc.