• 1 julio 2022

THE BIG RESET y el negacionismo de los medios de comunicación

Cristina Martín y coronel Carlos Martínez

Lleno hasta la bandera en los cines Verdi de Madrid para ver el documental más esperado de la temporada: The big reset, algo así como El gran reinicio, un documental de 120 minutos en el que hablan con claridad muchos de los más conocidos “negacionistas” de diferentes países, como el abogado alemán Reiner Fuellmich o el fallecido premio Nobel de Medicina Luc Montagnier. Son conversaciones exclusivas con W., director del documental, así que tienen más interés. W. está en todas las salsas, habla con todos los protagonistas, pero a él no se le ve la cara. Al parecer teme que se la vayan a partir. Como es sabido, los disidentes no se fían de nadie, hay miedo en el ambiente y millones de fallecidos. Cristina Martín

Así están las cosas, dado lo que hay en juego, según como se mire una plandemia con vacunas transgénicas o una pandemia con supervacunas. No obstante, son muchos los disidentes españoles, valientes, inconscientes, ingenuos, que no temen hablar y participan en el documental. Recordamos al ingeniero social Alfonso Longo, al doctor Luis Benito, al investigador del CSIC Oscar Aguilera, a la escritora de best sellers Cristina Martín… Se echa de menos alguna que otra figura como la de la doctora María José Martínez Albarracín desaparecida en los primeros combates con el negacionismo oficialista practicado por médicos y científicos que comen del pesebre del Estado o de la Big Pharma. También se echó de menos, a estos en las butacas, a los representantes de los medios de comunicación oficiales.

Protagonistas del The big reset

El pasado día 19 de mayo no hubo en los cines Verdi nadie que representara a la prensa, radio y televisión. Nadie, ninguno de sus programas, y mira que hay, de ninguna de sus cadenas y emisoras. Tampoco los periódicos digitales clásicos, ninguna de sus secciones. Ni les interesó el contenido del documental ni qué pasó allí, antes y después del estreno, en el vestíbulo de los cines y en la calle. ¿No les parece raro? No hay estreno de cine, por mala que sea la película, que no cuente con algunos medios que lo cubran. Los medios aplauden cualquier evento, a cualquier artista, hasta el arte decadente de la última princesa de Asturias, Marina Abramovic. Pero a los llamados negacionistas y anti vacunas no les vino a ver ni Dios, y menos aún los medios oficiales, también negacionistas. Aquí todo el mundo se niega a reconocer al contrario y a sus ideas.Protagonistas del documental The Big Reset

Hay quien pensará que los medios y sus reporteros y redactores no fueron a los Verdi porque se trataba de un simple documental, un género menor, no de una película de actores, de ficción, bendecida siempre con cierto glamour el día de su estreno. Y es verdad, aunque este documental, que por otra parte aporta poco a lo ya conocido, representa todo lo que una parte de la sociedad lleva denunciando y exigiendo desde hace dos años. Representa a millones de ciudadanos en el mundo (se baraja la cifra de 5 millones de personas no vacunadas solo en España), disidentes del lenguaje único que se habla en las calles del planeta, y son los mismos que piden que no se le entregue a la OMS la soberanía de los países en materia de sanidad.  Esta semana en Ginebra se votarán las enmiendas al RSI, Reglamento Sanitario Internacional, que son vinculantes para los 194 estados miembros de la OMS. ¿Qué se pretende? Que sea la OMS quien declare pandemias y emergencias internacionales sanitarias en todos los países, o en uno, dos, tres, donde le dé la gana, sin consultar con nadie, con ningún gobierno. De ser votada la iniciativa, que partió de Estados Unidos, el actual presidente de la OMS, Tedros Adhanom, tendrá el poder determinante de manejar la sanidad de los países en momentos decisivos, las pandemias, o podrán inventárselas, como muchos denuncian que ha ocurrido varias veces, la última, la del coronavirus, reciente. Y si lo tiene la OMS, ese poder, lo tiene la Big Pharma que financia en su mayoría a la OMS.

De votarse las enmiendas del RSI ¿cuántas vacunas nos pondrán en los próximos años?, se preguntan muchos. Porque con la plandemia del coronavirus se ha hecho con nosotros lo que han querido, como ponernos una vacuna detrás de otra sin siquiera pedirnos permiso y sin prescripción facultativa, forzándonos unas veces con pasaportes ilegales y otras regalándonos cualquier cosa para que pusiéramos el brazo y ser inoculados. Y además de vacunas, ahí está ya por cierto, flamante, la vacuna de la viruela ¿qué más nos tendrán preparado?. Habrá que consultar la Agenda 2030, la que llaman Biblia de las élites, grupo que según el documental quiere dominar el planeta y a sus habitantes. Si la OMS sale ganadora en Ginebra todos saldremos perjudicados. No se puede dejar en manos privadas la salud de todos, más cuando esas manos privadas son farmacéuticas, producen y venden medicamentos, es decir, se benefician de nuestras enfermedades. Y, sin embargo, de momento, solo Jair Bolsonaro se ha manifestado públicamente para decir que Brasil no acepta la propuesta de la OMS. Si ganara la OMS, poco a poco, la de Nuremberg y otras leyes internacionales irán quedando arrinconadas y los seres humanos podríamos convertirnos en meros instrumentos de laboratorio a gran escala. Se ha abierto la puerta de la ciencia ficción y cualquier cosa puede suceder.

Siguiendo con las vacunas, protagonistas de The big reset – cada país compró millones, vacunas que no sabemos qué contienen y todos sus efectos secundarios a medio y largo plazo -, ¿dónde están y cuántas han sobrado? No lo sabemos ni lo sabremos, probablemente. Como tantos otros que se ocultan, son datos que de resultar elevados podrían descalificar a algunos de nuestros políticos.

En el documental, algo largo, pero bien realizado, y con un guion llevado con pulso firme – carece de fisuras-, la Agenda 2030 de Naciones Unidas está siempre presente. Según defienden los protagonistas de The big reset, en esta agenda se publica cómo quieren las élites que sea el nuevo mundo que esperan crear a base de darnos sustos, de inocularnos lo que hayan determinado, de retirarnos nuestros derechos, o de confinarnos, es decir, de meternos miedo en el cuerpo. Primero fue el coronavirus, luego sus diversas variantes, más tarde la guerra entre Ucrania y Rusia y ahora el virus de la viruela, un virus que había desaparecido en 1980 en España y que ha reaparecido de repente con 40 casos. Dicen algunos observadores que el gobierno español había comprado en 2019 dos millones de vacunas contra la viruela y se preguntan por qué, si no existía. Y tres años después viene un mono loco a traernos ese virus. Hay quien piensa que este episodio lo tenían preparado.

Puestos a analizar este buen documental, decir que no se decanta sobre si hay o no hay un virus aislado, o si es un virus lo que nos está atacando, o si fue un virus u otra la causa que acabó con la vida de tantos de nuestros ancianos en 2020, sobre todo, pues ha sido la de los mayores la población más golpeada. Como tampoco está claro si The big reset defiende en materia de vacunas la teoría de la espiga o la del grafeno, las dos grandes corrientes que tratan de explicar cómo actúan las vacunas y qué contienen. Aunque se recrea más en el grafeno.

Todo es polémico en The big reset. De la A  la Z. También inquietante. Según relata, ese grupo de super millonarios se reúnen en lugares públicos -no se cortan ni un pelo -; la última vez estuvieron en un hotel de Sitges, para decidir por donde va a ir el futuro. Al parecer estos mega millonarios llevan reuniéndose y proponiendo agendas con actividades concretas que llevar a cabo desde hace unos años. Estos mega millonarios, entre los cuales destacaría Bill Gates, controlan los grandes fondos de inversión, que a su vez controlan la Big Pharma y los medios de comunicación. También son los que controlan la OMS, que como dice The big reset no es un organismo público sino privado. Pero esto ya se ha comentado.

En resumen y lo dice el documental, que un grupo de señores, suponemos jugadores de criquet y de golf, que viajan en avión privado, se pasean por safaris, visten de sastre, algunos se casan entre ellos, como en las monarquías, y cuentan con tanto o más dinero que PIB tiene la mayoría de los países, quieren orquestar un gobierno mundial. Lo que quiere decir que si esto sigue así las democracias serán pronto solo pasado, un fantástico recuerdo. Dicen que el carnet con puntos que han impuesto en China, una dictadura, es el futuro. Allí, cuanto mejor se portan más puntos obtienen. A más puntos más supuesta libertad de movimientos, a menos puntos, más confinamientos y menos derechos. Así que ya conocemos el futuro: los que se porten mal, o sea, los disidentes, serán confinados en sus casas y solo podrán ver Tele 5 o a Rristo Mejide para que les coman el coco y aprendan a comportarse.

El final se lo reservamos a W, el desconocido director de este documental que se hizo gracias a las aportaciones de muchos en un crowfunding. W es una persona valiente que teme que su relevancia moleste a algunos, de ahí que se llame solo W y se desconozca su fisonomía, y es un buen profesional que se ha pegado una paliza recorriendo kilómetros para entrevistar a las personas clave que pueden arrojar luz sobre la plandemia, a aquellos que pueden aclarar si la plandemia, es decir, el miedo, fue creada con el fin de inocularnos unos medicamentos que podrían modificarnos genéticamente.

The Big Reset Movie tendrá 3 pases más en Madrid: el 26 de mayo, 2 de junio y 9 de junio,

en los CINES CONDE DUQUE y otro pase ya programado en Barcelona el 7 de junio es los CINES VERDI PARK.

INVITACIONES DISPONIBLES EN: www.thebigresetmovie.com

 

Leer Anterior

Dolores Raigón: “En la UE, España es la número 2 en superficie de cultivo ecológico y está en el top ten en consumo de productos ecológicos”

Leer próximo

La sanidad se ha convertido en un tema ideológico, económico y político

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 Comentarios

  • Hablais sin tener idea de lo que en realidad el Gobierno de Orden Mundial ha preparado.

    • Poco se sabe, y mucho se intuye, es verdad. Si tu sabes algo, adelante…

  • Como poder ver este documental, hay más proyecciones, he oído que el 30 de junio se proyectaba en Madrid en el cine capitol, es cierto ?, como puedo conseguir entradas?
    Gracias

  • Me gustaría saber, a los que no hemos podido ir a ver el documental en Madrid, si hay alguna otra forma para poder verlo.

  • Va ha haber más proyecciones en Madrid durante el mes de julio o agosto? Muchas gracias.

  • […] Por Madrid Market […]

  • Da igual lo q contenga las vacunas, no sirven absolutamente para nada bueno, nada q ver con la salud. En mi entorno, y yo mismo con una sola vacuna en toda mi vida – tétanos-quienes se vacunaron a lo largo d su vida y ahora, sufren por falta d salud de lejos con aquellos no vacunados y menos medicados. La salud es una decisión personal y soberana,

  • Cuando en la red…cuando para latinoamerica,

  • Gracias la verdad debe prevalecer, por ricos y poderosos q sean no pueden someternos de esa manera, encima con ese grado de maldad, inyectando muerte en esos viales, recortando nuestras libertades y encima gobierno y sistema de salud confabulado y pagado por la big pharma.
    Felicitarlos por este gran trabajo , por despertar conciencias y por luchar por el pueblo esto es una guerra contra nosotros pero la ganaremos seguro
    Dios esta con nosotros.

  • Hay algún sitio donde se pueda ver esto?. Que este grabado en alguna plataforma?

  • Hola se puede ver en otros cines de España?

  • Aprecio a todos los profesionales y los que no lo son exponiendo todo para compartir la verdad. Yo creo en Dios y estoy segura las bendiciones vendran sean en la tierra o en otras dimensiones

error: Content is protected !!