• 1 julio 2022

EL PARTIDO DE ABASCAL ES UN ESTORBO PARA LLEVAR A CABO LOS PLANES GLOBALISTAS

Una enigmática victoria de la derecha. ¿Dónde están los votos de VOX?

Magdalena del Amo
Psicóloga y periodista

Lo voy a decir en pocas palabras. En cualquiera de las elecciones pasadas, a estas horas aún estaría con la resaca del festejo, pero no es el caso. Y no es por ir contracorriente o ejercer de pesimista consumada. No cabe duda que la victoria de la derecha en Andalucía, con una aplastante e inesperada mayoría absoluta del Partido Popular, aparentemente y sin entrar en demasiadas honduras, abre una vía de esperanza para poner fin a este gobierno socialcomunista unido con separatistas, golpistas y los restos de la ETA; un gobierno que mantiene negocios con el sórdido mundo del narcotráfico a través de Venezuela, y que recibe órdenes directas de Soros y adláteres; un gobierno que se ha puesto las instituciones por montera y ha atravesado la barrera de la legalidad en no pocas situaciones, especialmente en temas de justicia; un gobierno que protege a los corruptos, a las secuestradoras de niños, a las asesinas y a los abusadores de menores. Los ejemplos dan para varios tomos.

Si lo de Andalucía es extrapolable a unas generales, siguiendo en la dinámica de análisis infantil, no se puede negar que la posibilidad de poner fin a este gobierno de la sinrazón es un alivio. Sin embargo, analizando la situación de manera global y profundizando en lo mollar, es decir, en aquello que es esencial para el bienestar y la evolución del ser humano, la victoria del PP tiene cierto tinte de tristeza para quien sabe ver más allá de lo aparente. Quizá no se entiendan mis palabras, o quizá sí. Lo cierto es que hay otra realidad menos visible, y es preocupante que pase tan inadvertida. ¿Toca nueva etapa? ¿Nuevo ciclo político? Son los nuevos mantras. Si es así, ¿quién o quiénes lo han decidido y desde dónde? ¿Se trata de cambiar para que nada cambie? ¿Hay que insuflar savia de otro color para seguir “derrumbando” nuestra moral, nuestra cultura, nuestra religión, nuestras tradiciones y nuestras costumbres, como marcan las élites globalistas del multiculturalismo, lo sostenible y la resiliencia? ¿De qué Partido Popular estamos hablando? ¿Del PP de los valores que Rajoy enterró varios metros bajo tierra?

Estamos hablando del PP del globalismo, del “más Europa”, del “viva Ucrania”, de la ideología de género, del aborto y la eugenesia, del orgullo gay, del confinamiento, de la vacunación masiva, del control de los ciudadanos, de la restricción de libertades, en definitiva, de la Agenda 2030. Hablamos, del PP progre, del PP de Feijóo, que se diferencia muy poco del socialismo de Sánchez. Sé que decir esto es enfrentarse a un gigante, pero lo asumo.

Por esto hablo del tinte de tristeza. Otra cosa sería si a esta victoria histórica hubiesen contribuido los esperados 24 escaños de VOX, como baluarte frente al progrerío. Todo apunta a que el partido verde sobra en esta ecuación para llevar a cabo los planes de los globalistas, más partidarios del bipartidismo clásico. ¿Dónde se quedaron los votos de VOX? ¿Cambiaría el resultado si se hiciese el escrutinio tal como dice la ley? Nunca lo sabremos y siempre tendremos la duda. De momento, más allá de gobiernos y partidos políticos, nos toca seguir en la lucha defendiendo lo que consideramos más justo para crear un mundo mejor. Dejo una pregunta para la reflexión: ¿Se puede defender la vida y votar a un partido abortista?

Si algún youtuber desea reproducir este texto o parte de él para la locución de su vídeo o para cualquier otro uso, debe pedir autorización y citar la fuente al principio de la narración.

gcomunicacion@laregladeoroediciones.com

 

 

 

 

Leer Anterior

EL 30 DE JUNIO DIA THE BIG RESET EN LOS CINES ESPAÑOLES

Leer próximo

Dicen ser los primeros influencers regenerativos ecológicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

    error: Content is protected !!