• 15 agosto 2022

Pandemonium: el trasfondo de las medidas sanitarias

Dr Eduardo Yahbes

Eduardo Ángel Yahbes

Estamos en una batalla espiritual e inmersos en una guerra de 5ta generación, multidimensional. Aparte de los elementos bélicos conocidos en los diferentes conflictos armados, incluyendo el control de la economía, energía, aire, agua, alimentos y el clima, y de la política, totalmente dominada por la camarilla financiero tecnológica mundial, se agregan otros elementos. Por ejemplo, el espacio exterior controlado discrecionalmente por una empresa aeroespacial privada, las comunicaciones a cargo de las “tecnológicas”, y la ingeniería cognitivo-social comandada por la gavilla de Davos a través de los Campos Electromagnéticos (CEM), los inóculos denominados vacunas, y los medios de divulgación o propaganda, guionados por el Instituto Tavistok.
Por lo tanto, se hace necesario conocer el verdadero trasfondo de las medidas sanitarias adoptadas para esta denominada pandemia de covid-19: se trata de la instalación de la “Agenda 2030” del poder económico hegemónico, que fuera aprobada en 1992 por la ONU en Río de Janeiro como Programa 21. Su fin es producir el llamado Gran Reseteo o Cuarta Revolución Industrial, que fuera confirmado en enero de 2021, durante la Cumbre del Foro de Davos por su director Klaus Schwab Rothschild, para llegar a constituir una sociedad que no poseerá nada incluidos sus derechos y libertades naturales, ni la posibilidad de manejar sus bienes, sus empresas ni su dinero, pero será feliz…  Como ya anticipaba Aldous Huxley en su libro “Un mundo feliz”, hace muchas décadas atrás.
La élite corporativa transnacional ha diagnosticado que el problema del mundo es la superpoblación, porque contamina y agota los recursos. Invirtiendo la carga de la prueba. Ya que son ellos con sus compañías quienes producen elementos contaminantes: químicos, biológicos, radiantes. Y utilizan sistemas de producción que aparte de contaminar son lineales, en lugar de circulares, para reutilizar los materiales descartados.
¿En cuánto se reducirá la población? En un 10 a 15%, según Bill Gates, o un 95%, según lo recomendado por Ted Turner en alguna oportunidad, para lograr el despoblamiento mundial.
El reseteo humano se está logrando gracias al pánico generado por los medios, al cambiar los hábitos humanos de ser libres y amorosos. Mediante el uso de confinamiento, distanciamiento social y tapabocas, convirtiendo al otro en un posible enemigo, en lugar de reconocerlo como parte de una humanidad compartida, modificando nuestras culturas y espiritualidad.
Se incorpora a los humanos tecnología de microchips y nanobots para el control y el sometimiento, de manera digital a través de Inteligencia Artificial (IA). Por variados medios: inoculaciones, alimentos, bebidas, medicamentos, fumigaciones, etc.
El reseteo económico comenzó con el cierre o limitación de comerciar, producir y realizar variadas actividades: turísticas, culturales, deportivas, espirituales, etc. Mediante el terror inducido, justificaron medidas de contención peligrosas y nocivas con el uso obligatorio de tapabocas, confinamiento de sanos y distanciamiento social. Esto llevó a una transferencia económica nunca vista en tan poco tiempo a la camarilla de Davos, destruyendo pequeñas y medianas empresas y, por supuesto, a las personas que conformaban parte de ellas. Su fin manifiesto es acabar con la clase media.
MAS POBREZA
Quedaron millones de desocupados, aumentando la pobreza e indigencia, generados por las medidas sanitarias adoptadas de tipo dictatorial. Nunca consensuadas con la comunidad científica, dejando de lado terapias que han demostrado su efectividad, tanto en la prevención como en el tratamiento.  Quienes no coincidían ni coinciden con esas medidas, basados en investigaciones realizadas, eran y son silenciados o atacados de diversas maneras. Utilizando una reacción para diagnóstico (PCR) absolutamente fraudulenta según su propio desarrollador, el Dr. Kary Mullis, ya que no permite hacer diagnóstico de virus, y mucho menos de enfermedad viral.
Para el Foro de Davos los desocupados generados deberán adquirir nuevas habilidades laborales, que deberán ser modificadas nuevamente, cuando los robots las reemplacen.
Habrá un cambio educativo hacia el adoctrinamiento, ya en ejecución (Agenda Educar 2050). Se modificarán las pautas culturales, también en ejecución desde hace décadas, tratando de anular la espiritualidad. El sistema decidirá qué tipo de familia o no formaremos y si podremos o no concebir a nuestros hijos. Y qué tipo de descendencia tendremos. También decidirán qué tipo de alimento comeremos; y si comeremos o no.
Es reconocido que la peligrosidad del presunto virus es prácticamente la misma que la gripe estacional, independientemente de que se trate de un virus total o parcialmente fabricado o simplemente sea una gripe “rebautizada”, o de otros factores desencadenantes. Para combatirlo se propone inyecciones de material genéticamente experimental, que están causando daños graves, incluso fatales. Para colmo con tecnología incorporada (nano y microchips), lo que las convierte en verdaderas armas biotecnológicas.  Esto las hace quedar incluidas en la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de Armas Bacteriológicas y Toxínicas y sobre su destrucción..
Hay que tener en cuenta que, para poder realizar el control y sometimiento, es necesario montar un sistema de Campos Electro Magnéticos (CEM), que posibilite la interrelación entre los humanos chipeados y la red tecnológica controlada por IA.  Estos CEM son perjudiciales para la salud de humanos, animales, insectos y vegetales. No hay ninguna disposición efectiva de control de los mismos. Los funcionarios responsables jamás han realizado ningún control y las antenas de telefonía se han multiplicado como hongos después de la lluvia. Aprovechando el cuarentenamiento para instalarlas por la noche. Muchas de ellas camufladas.
Se hace necesaria una revisión por parte de un Tribunal Judicial Internacional Independiente, según el modelo de los Juicios de Núremberg o de la Ley Natural, por las consecuencias de las conductas de esa élite corporativa transnacional, de los políticos que implementan las medidas para lograr sus objetivos, como también de todos los funcionarios, personal sanitario, comunicadores, miembros de los poderes del Estado, que han colaborado con este genocidio, cometiendo crímenes de lesa humanidad al violar todos los tratados de Bioética, tanto nacionales como internacionales reconocidos.
Para desmantelar este sistema perverso que tratan de instalar, deberíamos desarmar las antenas de telefonía, e instalar sistemas que no sean perjudiciales para la salud. Lo mismo con el sistema HAARP, utilizado junto a los rociados químicos (chemtrails) para el control climático. También la falsa teoría del CO2 (anhídrido carbónico). Elemento necesario para el desarrollo del reino vegetal. Que es el productor de O2 (oxígeno molecular). Básico para la supervivencia de la vida en el planeta. Es decir que se necesitan más árboles, pero nunca menos seres humanos.
Será necesario asegurar el suministro regional de alimentos producidos de manera natural, dada la amenaza de desabastecimiento realizada por la Pandilla de Davos a través de su director Klaus Schwab Rothschild. También la creación de monedas regionales estables, para evitar la creación de una moneda digital mundial, según pretende este conocido Foro, descentralizando la economía.
Constituir un nuevo panorama de medios que dé lugar a investigaciones periodísticas libres, y a la expresión de las variadas voces de la comunidad. Descentralizando tanto a los medios, como a las bases de datos.
Desarrollar una plataforma de red social horizontal y sin censura para potenciar éstos y otros proyectos que nos posibilite concretar los objetivos: defensa de la vida en su biodiversidad y el desarrollo humano en todos sus aspectos y potencialidades.
Finalmente quiero recordar, como es bien conocido, que sólo la verdad nos hará libres, y posibilitará empoderarnos de nuestro ser, compartido con los otros seres humanos, para constituir una comunidad humana diversa, amorosa y planetaria.

Eduardo Ángel Yahbes

 

Leer Anterior

La gran mentira de los medios de comunicación a propósito de la pandemia

Leer próximo

Un producto nutrigenómico único

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

    error: Content is protected !!