Juan Francisco Martí, “el del ozono”, salió esta tarde de la UCI del Hospital Universitario de la Plana

Juan Francisco Martí ha salido de la UCI y habla, come sin sondas, y escucha de su mujer, que le acompaña, él sigue hospitalizado, tiene que ponerse fuerte, escucha de labios de Vanesa Bachero el loco mundo que giraba a su alrededor, él sedado y recibiendo chutes de ozono que le han ayudado a volver a vivir. En la UCI le daban 9,5 sobre 10 para vivir. Pero su mujer obró el milagro, consiguió que una jueza entendiera que no había otra oportunidad, que aquella o ninguna,  obviamente habría ahí un inteligente y sensible médico forense soplándole las verdades del ozono en el oído a la jueza, consiguió que dos de los mejores especialistas en ozono se dedicaran a él en exclusiva, el doctor Juan Carlos Pérez Olmedo y la enfermera Gema Sánchez – 54 sesiones de ozono le han dado -, y resistió la incomprensión de un hospital que actuó como una dictadura. Todos, directivos y tropa se manifestaron contra él y la clase médica de diversas especialidades lanzó comunicados públicos oponiéndose al ozono y a los “extranjeros” que venían a trabajar a un hospital público. Hasta el sumo sacerdote de los médicos, el presidente del Consejo de Colegios Médicos, un tal doctor Tomás Cobo, lanzó una carta pública a Carlos Lesmes, presidente del Consejo General del Poder Judicial, negando a los jueces la potestad de entrar y decidir en el área sanitaria. Cobo es de los muchos que hay que creen estar por encima de la Ley.

Mientras todo esto pasaba, Juan Fran, entraste a la UCI el 21 de julio y sales hoy,  tu señora ha estado partiéndose la cara en cada peldaño de ese hospital, cruzándose en los pasillos con quienes no os quieren ni ver, como si aquello fuera su feudo y como si no mereciera la pena tragar saliva con tal de salvar una vida, la tuya, Juan Fran. Hoy ya sabes qué ha pasado y sabes, imaginamos, que cuentas con un equipo a tus espaldas que lo ha dado todo por ti. Buena gente tu familia.

Todos estábamos deseando que llegara este día, menos, es de presumir, las personas que ejercen de médicos y enfermeras en el hospital Universitario de la Plana. Nunca se había visto una cosa así. Juan Fran, sal de ahí cuanto antes. Te mereces un sitio mejor.

Hoy, lamentablemente ha muerto Lluis Planas, otra persona que como tú tenía COVID y… Su hija luchó por él tratando de que le aplicaran ozono, pero ni magistrados ni médicos forenses, ni el hospital se pusieron de su parte. Esto ocurrió en Barcelona y en la clínica Corachan, que también se opuso a que Planas fuera tratado con ozono cuando ellos anuncian en su web que aplican la ozonoterapia y además en pacientes con baja inmunidad. Pero de ello hablaremos otro día. Juan Fran, Lluis Planas murió, pero tu estás vivo.

Hoy, cuando alguien diga que vivir es duro, miraremos a Castellón y diremos “Pregúntaselo a Juan Francisco Martí” Y es que si, además, pudieras contar las que pasaste tumbado en la cama de la UCI…

Leer Anterior

Dr. Javier Hidalgo: “El ozono debería ser estudiado por el bien de todos”

Leer próximo

Los sueños no cicatrizan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un Comentario

  • Gracias al Dr Pérez Olmedo y a todos los valientes e íntegros médicos por la Verdad.
    En ellos está la esperanza de un mundo nuevo mejor donde el amor y la hermandad sustituya al ego y la soberbia.

error: Content is protected !!